sábado, 14 de mayo de 2011

Endivias con salsa de queso azul y avellanas

Hoy vengo con otra entrada rapidita. Qué útil es eso de tener entradas en la recámara para no dejar el blog abandonado cuando se tiene poco tiempo!

Yo siempre había comido las endivias crudas, normalmente en ensalada o como decoración de algún plato. No fue hasta hace poco que las vi cocidas en la carta de un restaurante y decidí probar. Me gustó mucho la textura, aunque las del restaurante venían aliñadas con zumo de naranja y la combinación no me acabó de convencer. Al probar esta receta descubrí que con un chorrito de limón están mucho más ricas! Y bueno, con esta salsa, es que cualquier cosa está rica! Con unos dips de verduritas crudas tiene que estar de vicio!

Ya sé que todavía es jueves, pero ya casi se toca: que tengáis todos un buen fin de semana!   Y como los de Google la liaron y al final he re-publicado en sábado, ya no me adelanto: buen fin de semana a todos!

Y aquí la materia prima :)


Antes de empezar:
  • Dificultad: baja
  • Preparación: 5 min
  • Cocción: 20 min
  • Coste: medio
  • Origen: Internacional
  • Receta adaptada de: Endívies amb formatge blau, Dinars de tàper de Ada Parellada


Ingredientes (para 4 personas):

150g de queso azul (yo usé gorgonzola pero tabién se podría usar roquefort, por ejemplo)
100ml de crema de leche o nata (yo lo hice con crème fraîche pero la salsa quedó demasiado espesa, así que crema o nata mejor)
Unas 10-12 avellanas
500g de endivias
Zumo de medio limón
Aceite de oliva
Sal, pimienta



Preparación:
  • En una sartén pequeña, poner el queso cortado a trocitos y la crema de leche. Calentar, removiendo de vez en cuando, hasta que el queso se haya derretido. 
  • Verter la salsa y las avellanas en un recipiente alto y batir con el túrmix hasta que las avellanas estén bien trituradas. Reservar. 
  • En una sartén bien grande, poner a calentar un chorrito de aceite de oliva (si veis que las endivias no van a caber, se pueden preparar en dos tandas). 
  • Mientras se calienta el aceite, lavar bien las endivias y cortarlas longitudinalmente a cuartos (o, si son muy grandes, en 8 partes). 
  • Rociarlas bien con el zumo de limón. 
  • Ponerlas en la sartén, salpimentarlas al gusto, y dejarlas cocer hasta que empiecen a dorarse, dándoles la vuelta para que se doren por ambos lados. 
  • Servir las endivias calientes acompañadas de la salsa (si la salsa se ha enfriado, calentarla un poco en la sartén). 


Comentarios:

El plato es un pelín pesado, así que mejor para 4 como entrante que para 2 como plato principal. Os lo digo por experiencia!

Ah, y como el nombre del libro de referencia indica, este plato es ideal para el tupper porque se recalienta muy bien.


8 comentarios:

Chelo.-Cogollos de Agua dijo...

HOla!, pues cocinadas no las he comido nunca, me ocurre como a tí, siempre en ensalada, las probaré que con el quesito me van a encantar.
Un beso

Victoria dijo...

Yo tampoco las he comido nunca cocinadas, pero seguro que están buenas y tienes razón con salsa roquefort y avellanas nada puede estar malo.

Besitos.

Heva dijo...

Esta es de las mías, asique no tengo excusa para no probarla. ¡Que mal ando yo tambien de tiempo! ufff
Un besote

SUNY SENABRE dijo...

Las endivias cocinadas quedan buenísimas y además con esa salsa tan delicioso estarán fantásticas.

Besitos,

ospanacar dijo...

¡Pedazo de receta!. A mí me pasa como a tí, sólo las he probado crudas, pero tienen que estar fantásticas. Las fotos hablan por si solas. Un besin y feliz fin de semana para ti también

Carmen dijo...

Pues habrá que probarlas cocinadas, porque con esa salsa te han quedado de escándalo.

Buen finde

fresaypimienta dijo...

Umm que rica salsa para acompañar las endivias, me encanta! besos

Gemma dijo...

Una recepta deliciosa! A casa ens encanten les endívies cuites, les obro pel mig i les afrceixo amb pernil i formatge... quin vici!
Amb les avellanes han de lligar molt bé.