lunes, 18 de abril de 2011

Xuixos mini (buñuelos fritos rellenos de crema)

Después de tanta receta de la Sra Child, vuelvo con unos dulces idealísimos para las dietas biquini: crema pastelera envuelta con masa frita y, por si fuera poco, espolvoreada con azúcar y canela. Toma ya!

Los xuixos son unos dulces típicos de Girona (lo acabo de descubrir en la Wikipedia, yo sabía que son catalanes pero no que vienen del norte) que a mi personalmente me transportan a la infancia (será porque hace siglos que no comía uno!). Así que cuando vi la receta en La Cuina Vermella se fue directa a la lista de pendientes. Yo los hice en versión mini y, la verdad, no acabaron de quedar a mi gusto: al ser tan pequeñitos, era difícil poner una buena cantidad de crema y poder darles su forma característica. Estaban ricos, pero la próxima vez los hago un poco más grandes. Total, de perdidos al río :)



Antes de empezar:
  • Dificultad: media
  • Preparación: 30 min
  • Cocción y reposo: 1 hora de reposo para el primer levado + 30 min para el segundo levado + unos 30 min para freír
  • Coste: barato
  • Origen: Girona - Cataluña (aunque seguro que hay muchas otras zonas en las que existen recetas parecidas)
  • Receta adaptada de: Xuixo, del blog La Cuina Vermella


Ingredientes (para unos 20-25, dependiendo del tamaño):

Para la crema pastelera (es la misma receta que ya publiqué aquí pero dividiendo las cantidades por 3)
3.3dl de leche (1/3 de litro)
Media varita de canela
Un trocito de corteza de limón
2 yemas de huevo
20g de Maicena
2 cucharadas colmadas de azúcar (a gustos)
5g de mantequilla

Para la masa: 
250g de harina (la receta original recomendaba utilizar harina de fuerza, yo usé harina normal) + extra para enharinar la superficie de trabajo
1,5 cucharaditas de café de levadura seca para hacer pan, la que son como puntitos marrones (1,5 teaspoons)
1 pellizco de sal
50g de azúcar
Media cucharadita de café de azúcar avainillado (1/2 teaspoon)
1 huevo a temperatura ambiente, batido ligeramente
90ml de leche tibia
15g de mantequilla a temperatura ambiente
Un poquito de aceite de oliva para engrasar
Aceite para freír (yo usé aceite de cacahuete porque no le da casi sabor a lo que se fríe en él; si usamos aceite de oliva, la masa tendrá un gusto un poco más fuerte)

Para el rebozado:
40g de azúcar
1 cucharadita de canela en polvo



Preparación:

De la crema pastelera (es la misma receta que ya publiqué aquí pero dividiendo las cantidades por 3):
  • Poner a hervir la mitad de la leche con el azúcar, la media varita de canela y la cáscara de limón.
  • Mientras tanto, disolver la maicena en la otra mitad de la leche y añadir las yemas bien batidas.
  • Cuando la leche hierva, retirar la varita de canela y la corteza del limón y añadir la mezcla de maicena. Revolver constantemente hasta que la crema quede bien espesa.
  • Retirar del fuego, añadir un trocito de mantequilla y revolver hasta mezclar bien la mantequilla.
  • Transferir a un bol grande y cubrir la superficie con film plástico, de manera que el film esté tocando la superficie de la crema (así evitaremos que se haga una costra de crema que luego no podamos utilizar para el relleno).
  • Dejar enfriar a temperatura ambiente.
  • Cuando esté completamente fría, reservar en la nevera.

De la masa:
  • En un bol grande, tamizar la harina. Añadir la levadura, la sal, el azúcar y el azúcar avainillado. Remover todo ligeramente para que los ingredientes se mezclen un poco.
  • Hacer un hueco en el medio de la harina y verter el huevo.
  • Mezclar con una cuchara de palo, añadiendo poco a poco la leche, hasta que los ingredientes empiecen a combinarse.
  • Añadir la mantequilla y seguir removiendo con la cuchara para integrarla en la masa.
  • Transferir la masa a una superficie enharinada y amasar ligeramente hasta que la masa sea homogénea y deje de pegarse a los dedos.
  • Poner la masa en un bol grande engrasado con un poco de aceite de oliva. Dar un par de vueltas a la masa para que se engrase por toda la superficie.
  • Tapar con un paño de cocina limpio y dejar levar en un lugar sin corrientes de aire hasta que haya doblado de volumen (más o menos una hora).
  • Transferir la masa a una superficie ligeramente enharinada y estirarla con un rodillo, hasta formar un rectángulo de medio centímetro de grueso.
  • Cortar la masa a cuadrados de unos 10cm de lado y luego cada cuadrado en dos triángulos.
  • Estirar el triángulo ligeramente con el rodillo, poner una cucharadita de masa en uno de los lados y cerrar el xuixo como si fuera un croissant, pellizcando bien los extremos para que no se escape el relleno. Repetir con el resto de masa.
  • Poner los xuixos en una bandeja, un poco separados. Cubrir con un trapo de cocina limpio (el que se ha utilizado para el primer levado servirá) y dejar levar durante una media hora.
  • En una sartén honda o un cazo, calentar un buen chorro de aceite (que cubra un xuixo por la mitad, como mínimo). Yo lo hice en un cazo pequeño para no tener que utilizar tanto aceite.
  • Cuando el aceite esté bien caliente, freír con cuidado unos cuantos xuixos (yo lo hice en tandas de 4), girándolos a menudo para que no se quemen. No pongáis demasiados xuixos al mismo tiempo para que se frían bien.
  • Cuando la masa esté dorada, transferir a un plato cubierto con un poco de papel de cocina, para que absorba el aceite.
  • En cuanto se hayan enfriado un poco, rebozar con la mezcla de azúcar y canela.
  • Si no se van a consumir en las horas después de realizarse, guardar en la nevera.




Comentarios:

Yo intenté hacer la masa con el robot pero resultó no ser muy buena idea porque los ingredientes no se mezclaban bien, así que acabé amasando a mano. Por eso me he ceñido a la receta original de preparar la masa con una cuchara de palo.

Como ya he comentado en la introducción, yo hice xuixos mini porque me pareció que sería un tamaño más práctico para comer en la oficina. Pero entonces es un poco complicado rellenarlos sin que la crema se escape por los lados. Así que igual mejor hacerlos un poco más grandes, unos 15cm de lado.


18 comentarios:

elsfogonsdelabordeta dijo...

Nyam, nyam!! quina pinta Irene! Amb el que m'agraden els xuixos... me'n menjaria uns quants ara mateix per esmorzar... l'operación bikini crec que ja està perdudíssima! jejeje
Petonets!
Sandra

Tengo un horno y sé cómo usarlo dijo...

Ummm! Esa primera foto es espectacular.
Me encanta.
Un beso.

Carmen dijo...

Que delicia de buñuelos tan pequeños! tienen pinta de estar riquísimos!

SUNY SENABRE dijo...

Seguro que costará más hacerlos pero en versión pequeña tienen que ser una delicia, para quitarte la tentación en un par de bocados.

Besos,

Sole dijo...

¡rellenos! ¡nooooo, es una perdición! esas fotos son increíbles, maravillosas, casi se puede sentir la masa crocante por fuera y la cremita suave por dentro... me encantó.

Como na casa dijo...

Aunque esta versión mini, resulte más laboriosa, se ve en el corte lo bien que te ha quedado la masa y el relleno!!
Unos xuixos muy ricos!!
Bicos

Chelo.-Cogollos de Agua dijo...

Que tentanción, mujer la operación bikini!, hablas de ella y nos pones esta maravilla, uf que ricos!
Un beso

Irene dijo...

Anda, veo que algunas os habéis puesto ya las pilas con la operación biquini. Pues estos xuixos van a ser que no, son una bomba! Eso sí, están súper ricos. Como casi todo lo que engorda :(

Artemisas' Project dijo...

Tienen una pinta estupenda, pero voy a tener que renunciar a ellos, mi dieta por puntos no me lo permiten, de postre mejor me tomo un poco de mouse de fresa, mucho más ligerito, jejejeje

Petonets guapa

Mglòria dijo...

Mare!!! Estan espectaculars!!!
Jo guardo mitja recepta a la llista de pendents, i mitja recepta a la llista de prohibits!!!
Com m'agrada el que es cou a la teva cuina!!!
Petonets,
Mglòria de Gourmenderies

Ana dijo...

Qué ricos!! yo hace mil que no me como uno, o unos cuantos minis ;)
A mi me gustan más las cosas en formato pequeño, pero es cierto que cuesta más a la hora de rellenar.
besos!

ospanacar dijo...

¡Vaya pinta que tienen estos buñuelos! además rellenos de crema ¡que pecado...!. Un besin

Akane dijo...

Me gusta mucho el nombre que tienen!
Yo tengo que admitir que los dulces fritos no me gustan demasiado, aunque la verdad es que depende de cómo estén hechos... porque viendo estas pequeñas delicias, con ese relleno de crema pastelera, me está entrando un hambre... Si además están asociados a tus recuerdos de la infancia, mucho mejor :) Me gusta las recetas que nos transportan a experiencias pasadas familiares.

Un abrazo

recetas con maleta peineta y pelota dijo...

que bueno!!! y que pecado!!! aunque de vez en cuando, tampoco pasa nada, nos daremos un homenaje, saludos.

Irene dijo...

Vaya, está dividida la cosa entre los que estáis con el biquini y los que sois más de la filosofía "de vez en cuando no pasa nada!". Yo soy de la segunda 100% :)

Begoña dijo...

Este postre de dieta me viene genial porque tengo dos bodas en apenas tres meses y me he comprado un vestido que me viene justito. :-D

Tienen una pinta de morirse!

Julia dijo...

¡Aivá qué pinta! madre mía, otra receta para mi lista de "pendientes".

Besos,

Calohe dijo...

Mucho bueno y rico por aquí desde que no me paso a tomar café.
Hoy me quedo con esta receta tradicional..., es lo que me apetece para acompañar al café, hace?
Besotes