sábado, 11 de junio de 2011

A la tercera va la vencida: Red Velvet Cupcakes

Normalmente si una receta no me sale a la primera, la pongo en una carpetita con el título de "volver a hacer algún día" y al final me olvido de ella. Pero con la Red Velvet se me quedó la espinita clavada: no sólo no me salió "100% red" la primera vez, tampoco la segunda! Tozuda no soy mucho, pero que una tarta se ría de mí, por ahí no paso!

La primera vez usé colorante líquido rojo baratillo (el del súper). Y no quedó rojo. La segunda vez usé Sugarflair líquido (que no es barato). Y tampoco. Sólo el Sugarflair en pasta (que era mi última esperanza!) lo consiguió. Rojo, rojo! Eso sí, no sé si fue porque el colorante en sí es mejor o... porque le eché la mitad del bote! Moraleja: si quieres hacer una Red Velvet que sea roja roja, échale colorante sin miedo!

La receta es la misma que la de la Red Velvet Cake. Decidí hacer cupcakes en lugar de tarta para que mis compis de trabajo no me llamaran cansina, que tres tartas iguales en cosa de un mes ya cansa... Hice la misma cantidad que la de la tarta y me salieron cupcakes para aburrir. Así que os dejo la receta dividida por dos y con la preparación adaptada al formato cupcake.

Y aquí con el mantelillo de ganchillo que hizo mi abuela (sacando los trapitos de gala para las ocasiones importantes!).

Antes de empezar:
  • Dificultad: media
  • Preparación: 30 min para la masa + 20 min para el frosting y la decoración
  • Cocción y/o reposo: 15-20 min de cocción de los cupcakes (13-15 si los hacéis minis) + reposo para que se enfríen
  • Coste: medio
  • Origen: Internacional
  • Receta adaptada de: Red Velvet Layer Cake, del magnífico blog El Rincón de Bea


Ingredientes (para unas 15 cupcakes grandes o 30 minis):

Para la masa:
120 gr. buttermilk o, en su defecto, 125ml de leche entera + media cucharadita de café de vinagre blanco (1/2 teaspoon)
140g de harina (Bea recomienda usar harina de repostería, yo usé harina normal)
5g cacao en polvo (sin azúcar añadido)
Media cucharadita de café de levadura en polvo (1/2 teaspoon)
Media cucharadita de café de bicarbonato sódico (1/2 teaspoon)
1 pellizco de sal
1 huevo a temperatura ambiente
Colorante rojo de buena calidad - hay que echarle un montón y medio para que quede bien rojo! (yo usé Sugarflair en pasta y le eché como 1/4 del botecito, que supongo que sería algo así como un cuarto de cucharilla de café - 1/4 teaspoon. Si usáis colorante líquido deberá ser al menos una cucharada sopera)
Media cucharadita de café de vinagre blanco (1/2 teaspoon)
Media cucharadita de café de extracto de vainilla (1/2 teaspoon)
62g de mantequilla a temperatura ambiente
135g de azúcar

Para el frosting (la cantidad indicada es para un "copete" como el de la foto, si queréis hacer más montañita con el frosting, incrementar las cantidades un 50% - multiplicar todo por 1.5):
200g de queso cremoso (tipo Philadelphia) sacado del frigorífico unos 15 minutos antes de empezar a preparar el frosting
60g de mantequilla a temperatura ambiente
Media cucharadita de café de extracto de vainilla (1/2 teaspoon)
175g de azúcar glas



Preparación:

De la masa:
  • Si no se tiene buttermilk de compra, prepararlo mezclando 125ml de leche entera con media cucharadita de vinagre blanco y dejando reposar la mezcla 5 minutos a temperatura ambiente.
  • En un bol grande, tamizar la harina, el cacao, la levadura, el bicarbonato y la sal. Reservar. 
  • Pesar 120g de buttermilk y añadirle el colorante rojo, el extracto de vainilla y el vinagre (a mi lo que me resulta más cómodo es hacerlo en una jarra, para que luego sea más fácil verter los líquidos). Remover un poco con una cuchara. Reservar.
  • En un bol grande (el del robot de cocina, si se va a usar) batir la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla blanquee y quede bien cremosa. 
  • Añadir el huevos y batir más o menos 1 minuto. Rascar los bordes del bol con una espátula para que el huevo se incorpore bien a la masa. 
  • Añadir un tercio de la mezcla de sólidos (harina-cacao-levadura-bicarbonato-sal) y seguir batiendo hasta que los ingredientes se hayan incorporado bien.
  • Añadir la mitad de la mezcla de líquidos (buttermilk-colorante-extracto-vinagre) y batir bien. 
  • Repetir las operaciones anteriores: un tercio de sólidos + una mitad de líquidos + un tercio de sólidos, batiendo bien después de cada adición.
  • Verter la masa en un molde de muffins cubierto con moldecillos de papel, sin llenar cada moldecillo más de 2/3 de su volumen.
  • Hornear en un horno precalentado a 170°C hasta que, al pinchar el centro con un cuchillo, éste salga limpio (unos 15-20min para cupcakes grandes o 13-15min para minis).
  • Dejar enfriar los cupcakes dentro del molde sobre una rejilla durante unos 15 minutos. Desmoldar y dejar enfriar por completo sobre rejillas. 

Del frosting: 
  • Batir los ingredientes del frosting a velocidad media (en un robot de cocina o con la batidora de varillas) hasta que se consiga una mezcla cremosa. 

Decoración:
  • Poner el frosting en una manga pastelera y decorar al gusto.
  • Opcionalmente, decorar las cupcakes con unas miguitas de masa (yo hice cupcakes grandes y pequeñas, así que usé una de las pequeñas para decorar el resto).

Y así acaba la historia :)

47 comentarios:

recetas con maleta peineta y pelota dijo...

Que bonita! yo aquí en Valencia aún no tengo controlado donde conseguir colorantes decentes ,aunque el Buttermilk lo encuentro en los supermercados Aldi, pero tendre que investigar para hacer maravillas como la que acabas de hacer.

Lorelai dijo...

Que chulada, te han quedado estupedos y bien rojos.

Besitos

GEMMA dijo...

Hola Irene, com t'he dit al meu blog, benvinguda, i de tant lluny.El mon de la cuina no te fronteres,eh!
M'encanta aquest pastis, ja l'he vist en algun blog i ara que tinc colorants recent comprats, a veure si m'animo a fer-ne un...
petonets

A qué huele mi cocina ... dijo...

Irene, la verdad es que quedan de un color precioso!! Supongo que estarán igual de buenos. Bss

Tengo un horno y sé cómo usarlo dijo...

Nena, para no ser tozuda, lo has conseguido. Y esta vez sí es roja, roja.
Tienen una pinta tremenda.

Pilar dijo...

Buenísima pinta y además precioso. La pena es no probar alguno de ese montón.
Besos

Gemma dijo...

Je je je... aquest cop sí! Més vermells impossible!!!! :)

Heva dijo...

Viva Irene ¡el que la sigue la consigue! me encanta el color que has conseguido.
Besitosss

Pi dijo...

Te han quedado la mar de rojitos, y tienen una pintaaaaaa me llevo una para desayunar que estoy con un solitario café.

Besosssssss

Irmina Díaz-Frois Martín dijo...

Gauuu Irene, estas cupcakes de Red Velvet, están divinas.
Me gusta.

Carmen dijo...

¡Qué apetecible te ha quedado con ese color rojo tan intenso!
A mi me encantaría ser una de tus compañeras de trabajo ;D

Buen domingo

ospanacar dijo...

Pues aunque fuera a la tercera ¡lo has conseguido!, te han quedado con un rojo espectacular. Tienen una pinta impresionante. Un besin

Tere dijo...

Que maravilla de color¡¡¡ te han quedado perfectas.

Pues pensaba hacerla este lunes, tengo una cena de amigas el martes y tenía unas tremendas ganas de hacerla.. a ver de qué color me sale a mi¡¡¡

Un fuerte abrazo, Teresa

HoneyBunny dijo...

Yo puse el mismo empeño que tú las navidades pasadas con los merengues, y la verdad es que no lo conseguí... así que tendré que volver a intentarlo!!! Pero oye, si yo trabajara contigo estaría encantada de tu cabezonería!!

Silvia dijo...

Yo solo los he hecho una vez y no me cogieron bien el color rojo. Tengo que volver a probar a hacerlos. Espero que la mía sea la vencida a la segunda.
Te quedaron preciosos.

Besos.

Akane dijo...

La Red Velvet, en su versión cake o cupcake, es el primer gran "pendiente" de mi eterna lista, pero nunca consigo reunir ganas/valor/ingredientes. Admiro tu constancia y tozudez (positiva) en lograr el resultado con el que al final terminaste satisfecha, y agradezco que compartas el resultado. El aspecto que tienen es tremendísimo, qué color, qué esponjosidad! Tomo muy buena nota para mi futuro intento :)

Ah, la espalda ya la tengo casi casi del todo bien, muchas gracias por preguntar :D

Un abrazo

rosilet dijo...

Así me gusta! Perseverante! Te han quedado espectaculares! Y ese frosting me parece perfecto...cuando los hice, el frosting me quedó más blandito, así que ahora tengo una excusa para repetirlo con esta receta!
Besitos!

Uno de Dos dijo...

Al final salió! Y rojo, rojo, rojo :)
Me encanta y aún no he buscado se hueco para hacerlo, todo llegará!

asj dijo...

Pues te han quedado fantásticos y súper bien explicado los pasos y los ingredientes. Yo es una receta que tengo pendiente hace un siglo porque le tengo mucho respeto y lo veo complicado. Tendré que animarme!

un beso

nyanyels dijo...

Jo també tinc aquesta recepta a la meva llista de pendents. Aquests tenen un aspecte deliciós. Quines ganes tinc de fer-los.
Els colorants líquids mai queden com han de quedar. Els millors són els de pasta. El vermell ja no queda rosa.
Una abraçada!

Blo dijo...

La única razón por la que tengo ganas de hacer un red velvet cake es por lo fotogénicos que son, porque a decir verdad de sabor no me inspiran nada y no porque sea rojo, sino porque todas las personas que lo han hecho me han dicho que si bien no sabe mal, tampoco es como para repetir.

Por cierto, que bueno que eres "testaruda", eso al menos te empuja a hacer estas preciosidades :)

La enredadera dijo...

Hace tiempo que tengo ganas de hacer unos muffins así. Seguiré tus consejos con el colorante!! Que además yo para eso soy superpava, y por miedo pongo poquito para no pasarme!!
Un beso!!

Clemenvilla dijo...

El que la sigue la consigue!!! Te han quedado preciosos y bien rojos. Me encanta esta versión cup-cake, quedan muy coquetos.
Un besito

Isabel - Frabisa dijo...

Me pasa como a Blo, me apetece un mundo hacerlos por hacerles fotos, queda súper bien en pantalla.

Los haré para otoño y vendré a buscar tu receta.

un besazo y buena semana

Ana - partimecook dijo...

¡¡Me alegro de que no te rindieras al final!! Te han quedado estupendos :D Recordaba tu entrada del 2º intento que hablabas con gran desánimo. El premio al tesón: estos muffins tan monos :D

Yo todavía estoy para estrenarme con ellos. A ver si en algún momento me lanzo ;)

¡Un beso!

La Taula d'en Bernat dijo...

Me encantan!!! Parecen las magdalenas del Conde Drácula! Jeje!
En casa tengo colorante pero tiene un tono un poco rosado. No sé si atreverme, con lo que te ha costado...

Besos!
Anna

Stefania dijo...

Sono sempre belli i muffins di questo colore, ciao

SUNY SENABRE dijo...

Te ha quedado un color espectacular!!! me ha gustado tu versión de cupcake, muy buena idea.

Besitos,

bakemania dijo...

Me encanta tu blog! Acabo de descubrirlo y ahora mismo lo añado a mis favoritos!
Hace poco creé el mio propio, puedes visitarlo en www.bakemania.wordpress.com, y comprobarás que soy una gran fan del Red Velvet desde que me mudé a NY...el tuyo tiene muy buena pinta!

Artemisas' Project dijo...

Tus esfuerzos se han visto recompensados y te han quedado genial, yo tengo pendiente esto de experimentar con los colorantes, algún día lo haré, cuando consiga dar con el super que los vende, claro.

Petonets

Ivana dijo...

tengo que hacerlo!! mi primera vez salió rojo rojo, pero del molde no salia! lo hice en un bunt y no le puse harina y se pegó todo!! asi que comimos migas de red velvet,pero estaban deliciosas!!!
tengo que hacerlo ya!
besitos

Mercè dijo...

jeje ara sí que són ben vermells!! I que bonics!!
Petons!

makinochan dijo...

Te han quedado preciosos, y el rojo es intenso e impresionante!! mi enhorabuena, un besazo!!

antonia dijo...

¡menudas fotos te han quedado! Han merecido la pena los intentos!

antonia dijo...

qué mono todo!! me encanta el molde!! además, siempre me contagias tu entusiasmo por la fruta, lo que me viene genial!!

Miss Cupcake dijo...

Una delicia, me los comía todos!!!!!!!!

Un descubrimiento tu blog ;)

Besossss

Elena - delicious kitchen stories dijo...

Qué chulos esos cupcakes!!! Yo nunca he hecho el red velvet cake, tengo que probar!!!!
Al menos te salieron a la tercera ;-) Más vale tarde que nunca!!!

Besos.

Mi Vida en un Dulce dijo...

Te felicito, valió la pena ponerle esfuerzo a esta receta, está con el rojo que todos queremos ver en los Red Velvet...entonces al final todo depende del colorante...!!!

Lolah dijo...

Enhorabuena, te han quedado preciosos!
Seguro que al final han valido la pena los intentos fallidos.
Me encantan las miguitas sobre el frosting...
Un besico.

Coses de Llàbiro dijo...

Moltes gràcies per la teva visita! M'agraden molt totes les receptes que he vist. Ja et tinc fitxada!
Petons.

Su dijo...

Pues a mí estos cupcakes me parecen una virguería... Ya me gustaría a mí que me cansaran con cositas así... Un besote.

SONIA MARTÍ dijo...

Te quedaron perfectos, la verdad q es una receta que quiero hacer desde hace tiempo y no me decido pq no se si me saldrá bien.
Me quedo como seguidora de tu blog me parece estupendo.
Un beso.

elsfogonsdelabordeta dijo...

Nena, a la tercera va la vençuda, ja ho diuen!!! t'han quedat ESPECTACULARS!!
Petonets guapa!
Sandra

Ingrid dijo...

ohhh quina delícia!! com m'agraden els red velvet cupcakes!!! t'han quedat perfectes...a la tercera però genials!! ara mateix m'en menjava una!!!
Molts petonets guapa!

Yolanda dijo...

¡Uff! Y dirás que después de tantos intentos, ya estaba bien que la red velvet cake tomara su color de verdad. Cuando yo la hice no tuve problema al usar el colorante de Wilton, que es de los más conocidos, aunque no se puede disponer de él tan fácilmente como ir a comprar el pan.

El resultado se ve que te han quedado muy bonitos de color y muy esponjosos. La masa de este pastel es una delicia.

Besitos.

Helena dijo...

Qué pinta y qué buena idea hacerlos en plan cupcakes!! además me parece una combinación de colores muy "suiza", jaja.
Yo tengo pendiente también hacer una tarta Red Velvet.

Gracias por la receta!

Anónimo dijo...

Que delicias y que ganas de probar tus recetas!!! me podras decir una direccion en suiza, donde se consigan insumos de pasteleria y cupcakes?? ya que mi cuñado viaja este fin de semana hacia aya! MIL FELICITACIONES!!!