miércoles, 30 de marzo de 2011

Huevos con jamón en cocotte

H, que es más majo que un pan, me regaló a principios de mes 4 mini-cocottes. Pero no 4 mini-cocottes cualquiera, no, 4 mini-cocottes de Le Creuset en color cassís! El pobre las tuvo que pedir en Francia porque en Suiza no las había en este color (yo le había dicho que las de este color eran mis preferidas, ya os había dicho yo que es un sol!). Así que había que usarlas. Y a la espera de que lleguen días de gratins y otras preparaciones más complicadas, la estrena fue para el desayuno del sábado: unos huevos en cocotte con jamón. Mmmmm...

Por lo que leo de vez en cuando en vuestros blogs, parece que no soy la única a quien le encantan los desayunos de fin de semana :) El nuestro suele empezar bastante temprano, casi nunca más tarde de las 8 (no me preguntéis a qué horas me despierto porque los del Ministerio de Exteriores me van a pedir que devuelva el pasaporte por anti-patriotismo...!). Y con la MTV. Nunca pierdo la esperanza de que las canciones nuevas serán menos malas que las de la semana anterior. Pero no, Lady Gaga, Rihana y Britney Spears hacen muy bien su trabajo! El desayuno incluye invariablemente queso y algún tipo de pan, casi siempre zumo y yogur y muy a menudo un huevo cocido para mojar. El resto, depende de lo que haya: algún dulce hecho durante la semana, un poco de embutido de España... Café nunca y té sólo de vez en cuando para H. Y así, con algo tan simple, empiezan (cuando estoy en casa) mis dos días preferidos de la semana. Y no se me ocurre mejor manera :) Bueno, sí, con unos huevos en cocotte de vez en cuando :)

Y ahora me voy a comer un trozo de chocolate, que me ha entrado depresión sólo de pensar que todavía quedan dos días para volver a disfrutar de otro desayuno de fin de semana!!!



Aquí los huevos antes de entrar en el horno...



Antes de empezar:


Ingredientes (para 4 personas):
4 huevos
Unos 100 ml de nata (yo usé crème fraîche porque me quedaba un poco en la nevera, la receta original recomienda double crème)
Una loncha o dos de jamón serrano
Un poco de mantequilla
Orégano (o un poco de pimienta o cualquier tipo de especia que os apetezca)
Sal



Preparación:
  • Engrasar las cocottes con un poco de mantequilla, dejando sin engrasar el borde (1 cm más o menos).
  • Cascar un huevo en cada cocotte con cuidado, para que la yema no se rompa.
  • Verter un par de cucharadas de nata en cada cocotte, con cuidado de que sólo caiga sobre la clara (que la yema quede sin cubrir). 
  • Añadir el jamón cortado a trocitos.
  • Salpimentar al gusto y añadir un pellizco de orégano.
  • Poner las cocottes en bandejas de cerámica para el horno y llenar la bandeja de agua hirviendo, hasta que ésta cubra las cocottes por la mitad (con cuidado de que no entre agua en las cocottes).
  • Hornear en un horno precalentado a 175°C durante unos 10 minutos, hasta que la clara esté casi cuajada pero la yema siga aún líquida. Si no os gusta mojar la yema, los podéis dejar un poco más en el horno hasta que todo el huevo haya cuajado. 




18 comentarios:

Rosaleda (Maria Begoña) dijo...

Pero este chico es un amor.
Le comentas que a mi me encatan también, por si acaso, jejeje.

Son preciosas, que menos que estrenarlas de ese modo.

Cuidalo, que no hay muchos así.

Besos

Ana dijo...

Qué monas son! y que envidia de desayunos! se ven riquísimos estos huevitos.
Yo no suelo madrugar tanto los fines de semana, me levanto a las 6 cada día, así que aprovecho para perrear un poquito ;)

Sweet 180° dijo...

Desayuno de campeones gourmet! Qué rico... y las cocottes de muerte, son tan chulas. H se ha ganado muchos puntos con este regalo.
Bss

Begoña dijo...

A mi también me gustan...
Me encantan este tipo de preparaciones!!
Un saludo, Begoña

Kako dijo...

Que regalo más lindo!
Yo nunca he podido con esos desayunos, el fin de semana es la única vez que como pan, me gusta que sea casero y negro y untarlo con mis mermeladas, nada más, el jugo de naranja y el té negro no me falla nunca, pero tus cocottes son para mi una cena, no puedo en otro horario.
Lo tengo anotado en pendientes porque la receta de Trota me pareció insuperable.
Seguro este domingo disfrutas de muchos conejos y huevos!
Besos.

elsfogonsdelabordeta dijo...

Ostres, no sé què m'agrada més... si el continent o el contingut!! jejeje Quin super esmorzar! I quina sort, m'encanten les mini cocottes!
Petonets
Sandra

Sònia dijo...

Mmmmm... Tu entrada me ha transportado al pasado... cuando S y yo podiamos disfrutar de un desayuno como los que comentas... Gracias!!! ;-)
Y es que ahora, los fines de semana se caracterizan por los madrugones, los desayunos de Ju y los mellizos y, cuando sobra un ratito, comerme una rebanada de pan con mermelada (todo casero!!!)...
Un besote y otro para H por ser un cielo!!!

Tengo un horno y sé cómo usarlo dijo...

Debemos tener telepatía, yo también he hecho huevos en cocotte, eso sí, al microondas, con lo cual en cinco minutos está listo. No me extraña que H. te tenga loca. Estas cocottes son una absoluta delicia, y los desayunos perezosos de fin de semana uno de los lujos de la vida.
Un besazo, y sigue descontando, que ya queda menos para el finde.
Un beso.

Como na casa dijo...

Estupendo desayuno para empezar el día........y mejor aún si se hace en estas bonitas mini-cocottes.
Besos.

Sole dijo...

la verdad que sí, ¡es un amooooor! :o)

Gemma dijo...

Això sí que és un bon regal! I del teu color preferit... la veritat és que el color cassís queda preciós, molt millor que les típiques de color vermell ;)
Ha de quedar un plat fantàstic, ideal per a un sopar romàntic ;)

Akane dijo...

Ainss, esos desayunos suizos! Con esos panes!

Yo también adoro los desayunos en días festivos, y también me gusta hacerlo tempranito :)
Me encantan esas cocottes, son preciosas, y el color aún más. Qué solazo tienes viviendo contigo :)

Un abrazo

Uno de Dos dijo...

Pues sí que es majo, menudo regalazo y el color ed preciosoo!!!!!
No desayuno de este modo, creo que no puedo me da náuseas lo intenté alguna vez pero yo necesito leche y dulce jejeje
Yo estas cazuelitas me las comería tranquilamente en un almuerzo eso sí, qué ricas!

Isabel - Frabisa dijo...

Qué lujazo de cazuelas, yo quierooooooooooooooooooooo, impresionantes.

Me rechifla el color, es ideal.

Yo tampoco puedo desayunar así, pero a eso de las once de la mañana, no te digo que no me llevara una sin que te dieras cuenta :))))

besitos

Cook me tender dijo...

Irene gracias por tu comentario! Así he podido conocer tu blog! Y me encanta! Y este desayuno con estas cocottes que me da tanta envidia que tengas ^.^ es sabrosísimo! Yo también disfruto mucho de los desayunos, sobre todo el domingo! Besitos

nee* dijo...

Qué monas, me encantan en este color! No te quejarás, que te cuidan eeh, jajaja.
Tu propuesta, todo un clásico que nunca falla, en casa es muy recurrido, pero para las cenas más que para los desayunos, jeje.
Aunque es verdad, los desayunos de fin de semana son uno de los grandes pequeños placeres semanales, en mi caso, siempre me tienta más el dulce que el salado, pero coincido con que son los más disfrutados.

Besos!!

Ivana dijo...

oohh! vaya cocottes!!!
me encantan los desayunos del fin de semana! sin ellos es diferente, verdad?
Besitos

Irene dijo...

Gracias a tod@s por compartir vuestras experiencias con los desayunos de los fines de semana, ha sido muy interesante ver que cada uno desayuna a su manera :)
Ya le he pasado el informe a H de vuestros comentarios. A ver si así caen regalitos más a menudo!