jueves, 3 de marzo de 2011

Pseudo-Irish stew - potaje al estilo irlandés

Según he estado leyendo en la red, el Irish stew nació como un guiso fácil con el que los irlandeses aprovechaban lo que tenían a mano: carne de cordero y verduras de raíz (patata, cebolla y zanahoria). La versión que os traigo yo hoy la he llamado "pseudo" porque no respeta uno de los ingredientes principales: sustituí la carne de cordero por ternera. Y no es que no quisiera hacerlo con cordero, es que el dependiente del súper no quiso vendérmelo! Os explico...

(Os podéis saltar el párrafo siguiente tranquilamente si no os interesan mis rollos...)
Yo tengo muy poquita idea de carne, así que me fui al carnicero del súper y le pedí 1 kilo de espalda de cordero para hacer sopa (que es lo que ponía en la receta). El hombre me mira raro y me dice que no tiene espalda de cordero y que mejor que ponga ternera, que es lo normal. Y la señora de mi lado que, si no, pues que le ponga pollo (mucho no sé, pero que sustituir cordero por pollo no va a dar el mismo resultado, hasta ahí llego...). Yo me quedo ahí dudando con mi ignorancia carnicera, mientras el señor atiende a la otra clienta (que, al ver mi indecisión, ha decidido colarse como quien no quiere la cosa...). Cuando vuelve a ser mi turno, le digo que no, que yo quiero cordero y que me ponga un kilo de una carne con hueso que tenía muy buena pinta (y, por cierto, era más cara que la de ternera que me señaló él). Me dice que me espere, se va a la nevera y al volver me dice que no tiene más. Yo le digo que cuánto pesa lo que tiene en el mostrador y, sin pesarlo!, me dice que medio kilo como mucho (y un colín, ahí había más de medio kilo!). Total, que al final me voy a casa con un kilo de ternera y la promesa de no volver a la carnicería de ese súper. La próxima vez, me voy a una carnicería de verdad.

Total, que mi guiso acabó siendo de ternera. Y la verdad es que no iba a publicarlo en el blog porque pensé que, sin el cordero, no iba a valer la pena. Pero estaba tan rico, que me dije que tenía que compartir esta receta con vosotros, aunque fuera "pseudo". Eso, y que estoy tan orgullosa de estar haciendo cocidos de señora, que lo tengo que enseñar al mundo! Que nooooooo, que no me hago mayor, que me hago más sabia y experta!!!


La materia prima. Con estos ingredientes tan sanos, no podía salir algo malo!!!


Antes de empezar:
  • Dificultad: baja
  • Preparación: 30 min
  • Cocción: 1,5 horas
  • Coste: medio
  • Origen: Irlanda (bueno, al menos la receta base...)
  • Receta adaptada de: Irish Stew, número 152 Febrero-Marzo 2007  de la revista Saveurs


Ingredientes (para 8 personas):

2 cebollas (las mías pesaron unos 225g antes de pelarlas)
2 zanahorias (250g antes de pelarlas)
2 puerros, sólo la parte blanca (unos 300g)
1/4 de col blanca (yo usé col china, unos 100g)
8 patatas medianas (yo usé un kilo, pesadas antes de pelarlas)
2 dientes de ajo
Perejil picado
250g de cebada (aunque yo recomendaría usar un poco menos, 150g o así, porque me parece que hay demasiada...)
1 kilo de espalda de cordero, cortada a dados grandes (o de ternera para guisos, si tenéis problemas para encontrar el cordero)
1 hoja de laurel
1 cubito de concentrado de caldo de verduras
Sal y pimienta



Preparación:

Preparar los ingredientes:
  • Pelar las cebollas y cortarlas a trozos grandes. 
  • Lavar las zanahorias, pelarlas y cortarlas a láminas gruesas. 
  • Lavar los puerros y cortarlos a láminas gruesas. 
  • Lavar la col y cortarla a tiras. 
  • Pelar las patatas y cortarlas a cubos grandes.
  • Pelar el ajo y picarlo bien fino. 
  • Picar el perejil bien fino. 
  • Lavar los granos de cebada en agua fría. 

Preparar la sopa:
  • En una olla muy grande (yo usé uno de 7 litros y no me sobró mucha!), poner la mitad de la carne. 
  • Añadir la cebolla encima de la carne, creando una capa que cubra más o menos la carne. 
  • Repetir esta operación con las patatas, las zanahorias, los puerros y la col (en este orden). 
  • Cubrir finalmente con el resto de la carne, el ajo y el perejil picados. 
  • Añadir agua hasta que llegue a la capa superior de carne, pero sin cubrirla del todo (yo usé un poco más de dos litros, igual un pelín más - dos y medio - no hubiese ido mal). 
  • Añadir el cubo de concentrado, la hora de laurel y salpimentar al gusto (el concentrado suele ser bastante salado, así que hay que tener cuidado con la sal). 
  • Poner a fuego medio y, cuando empiece a hervir, bajar a fuego lento y cocer durante 30 minutos (que haga chup-chup, sin hervir a borbotones). 
  • Añadir la cebada. 
  • Dejar cocer otros 30 minutos a fuego lento, hasta que todos los ingredientes estén bien cocidos. 


Comentarios:

Con las cantidades indicadas, sale stew para un batallón. Yo congelé la mitad (a ver qué tal funciona...), pero  igual lo mejor es hacer sólo la mitad para una porción más moderada.


Y puesto que hacía días que no ponía ninguna foto personal, os dejo con unas poquitas de los recientes viajes de esquí. Las primeras son de hace dos semanas, en Zermatt.

A los pies del majestuoso Cervino (el del Toblerone!)

Tostándonos al sol mientras esperamos la comida...
y H con su casco nuevo ;) - es el de negro de la izquierda, yo soy la de blanco del fondo :)

Y éstas son del finde pasado, en Verbier. Se me ocurrió reservar en un albergue baratito que está ubicado en uno de estos típicos bunkers nucleares suizos. Qué desastre! Nunca más!!! El sitio olía a rosas, las literas eran súper cómodas (no había más de 50cm entre una cama y la superior), el encargado llevaba un descontrol del quince... Probablemente este viaje será recordado como el del peor albergue de los que hemos estado hasta ahora, y ya van tres inviernos! Mi capacidad organizadora ha quedado totalmente en entredicho...


5 comentarios:

debuencomeryalgomas dijo...

pues vaya con el carnicero,ahora que yo me voy jajaj y lo dejo con la boca abierta,me da mucha rabia que me hagan eso,yo siempre voy a la misma ,,el plato tiene que estar fantástico tiene una pinta increible.(las fotos mejor ni te lo digo jeje,preciosas)un beso

Gemma dijo...

Sigui de xai o de vedella, aquest potage ha de ser sensacional, ideal per recuperar-se després de les vacances a la neu :)
Quina enveja les fotos de Zermatt a l'hivern... jo només hi he estat a l'estiu per anar a fer el Materhorn.

Salome dijo...

Así me gusta, algo sanito que es lo que yo como estos días, nada de matarme de envídia con los dulcs...

Lolah dijo...

Qué guiso tan rico! Con cordero o con ternera, tiene que estar buenísimo de las dos maneras.
Un besico.

Marus dijo...

¡Un plato bien rico y bien sano! Me gusta mucho. Buen día