martes, 8 de febrero de 2011

Sopa de cebada con Bündnerfleisch

Que las sopas son puro "comfort food" es por todos conocido. Y que apetecen en invierno más que en ninguna otra época también. En los últimos años me he convertido en una gran consumidora de sopas y purés. Pero hasta este invierno los compraba pre-cocinados (sí, ya lo sé, debería avergonzarme de ello, pero es lo que hay... además, compro casi siempre las sopas frescas que están hechas con ingredientes naturales y tienen ninguno o muy pocos conservantes). Este año llevo ya una buena colección de cremas y sopas (coliflor, calabaza, brécol, ajo...) y esperad más en el futuro, porque sencillamente me encantan! Son sanas, fáciles de hacer (llevan tiempo porque normalmente se tienen que dejar haciendo chup-chup un rato, pero no son complicadas) y muy sabrosas. Ah, y el miércoles me compré un libro de sopas, así que tengo la cabeza llena de ideas! Eso sí, no os preocupéis que en este blog no faltarán los dulces, que una antes que nada es golosa :)

Hoy os dejo con la que creo es la sopa que me ha gustado más de las que llevo hechas desde otoño. Parece mentira que con tan pocos y sencillos ingredientes salga algo tan delicioso: cebolla, apio, puerro, un poco de cereal, un poco de carne, caldo y un poco de nata (que podéis omitir para una sopa un poco más sana). Más sencillo imposible! Yo por ahora me he ceñido a la receta original, pero seguro que acepta variaciones (la Bündnerfleisch, que es un embutido típico del cantón suizo de Graubünden hecho con carne magra de vaca, no debe ser fácil de encontrar fuera de Suiza, así que os pongo algunas recomendaciones de substitutos...). Qué aproveche!


La materia prima :)



Antes de empezar:
  • Dificultad: baja
  • Preparación: 45 min (incluyendo el tiempo que se tarda en pelar y cortar las verduras)
  • Cocción: 1 hora y media
  • Coste: medio
  • Origen: Internacional
  • Receta adaptada de: Soupe à l'orge et à la viande des Grisons, número 180 Diciembre 10 - Enero 11, de la revista Saveurs

Ingredientes (para 4 personas como primer plato):

1 cucharada de aceite de oliva
150g de Bündnerfleisch (se puede sustituir por unos 100g de panceta no muy grasa o por 100g de jamón serrano, aunque habrá que tener cuidado de que no quede muy salado...)
100g de cebolla picada fina (una cebolla mediana)
50g de granos de cebada
150g de zanahoria pelada y picada a daditos pequeños (2 zanahorias no muy grandes)
100g de apio picado fino (unos 3 tallos hermosos, sólo los tallos - descartar las hojas)
100g de puerro picado fino (1 puerro grande, sólo la parte tierna)
25g de harina
1,25l de caldo de ternera caliente (o, en mi caso, concentrado de caldo de ternera en forma de gelatina, disuelto en 1,25l de agua caliente - para saber la cantidad de concentrado, seguid las instrucciones del paquete)
1 hoja de laurel
Un pellizco de tomillo
100ml de nata (opcional)


Preparación:
  • En una olla grande, poner a calentar el aceite a fuego bajo.
  • Sofreír la carne durante unos 3 minutos.
  • Añadir la cebolla y cocer unos 5 minutos, hasta que empiece a tomar color.
  • Añadir los granos de cebada y sofreír un par de minutos.
  • Añadir el resto de las verduras y sofreír unos 2-3 minutos.
  • Tamizar la harina sobre la olla y sofreír un par de minutos, removiendo de vez en cuando, hasta que empiece a dorarse.
  • Cubrir todo con el caldo, añadir la hoja de laurel y el tomillo, tapar la olla con una tapadera y dejar hervir a fuego lento durante una hora y media, hasta que todos los ingredientes estén bien blanditos.
  • Añadir la nata y mezclar brevemente. 
  • Yo no le puse nada de sal porque con la carne ya tenía suficiente. Si usáis una carne que no esté en salazón igual tenéis que añadirle un poco.
  • Servir caliente.

Los ingredientes antes de añadir la harina...

Comentarios:

Nada más por hoy, que me tengo que ir a trabajar :)


9 comentarios:

debuencomeryalgomas dijo...

tiene un pinta riquisimaaa y mas sana imposible,un beso

Lolah dijo...

Tiene una pinta pa' morirse!
Un besico.

Kako dijo...

Soy super antisopa, pero se ve interesante con la idea de integrar el Bündnerfleisch.
Besitos.

Gemma dijo...

La cebada és l'ordi, oi? No n'he posat mai en una sopa...

Irene dijo...

Tiene muy buena pinta y de sabor ni os cuento!

Gemma: Ostres, Gemma, doncs ho hagut d'anar a buscar al diccionari. Tens raó! I jo que pensava que la "cebada" era "civada" i resulta que la "cebada" és l'ordi i la "civada" és "avena". Quin embolic!

Victoria dijo...

Una riquísima sopa, ideal para este tiempo invernal. Besos.

El dia mas dulce dijo...

Yo soy igual, me encanta la cuchara en invierno, y alguna tarde fresquita de verano. Pero soy de as de sobre :9, aunque este año poco a poco voy haciendo alguna, pero es que solo me las como yo.... Esta se ve especialmente rica, nunca he cocinado cebada.
Por cierto lo de la biblioteca super interesante
Besos

J. dijo...

Y YO ESPERANDO TU FOTO A LO JACKELINE KENNEDY! En fin, si el Chanel se te quedó en el tinte se te perdona (por pulcra y hacendosa, claro). Por cierto, estoy un poco en tu línea, hará cosa de unos seis meses o así decidí dar un giro radical a mi forma de alimentarme. Estoy un poco cansado de productos repletos de conservantes, colorantes, excipientes, extrusantes... y un largo etcétera que seguro que conoces tu mejor que yo... Las sopas este "invierno" (léase invierno canario, esto es, unos 15ºC de mínima) en casa han caido al menos un par de veces por semana, y estoy descubriendo, gracias ti y a otras compañeras, alternativas sanísimas... Ya te digo que si le pregunto a mi charcutero por una Bündnerfleish me va a mandar a algún sitio que no se puede decir en horario infantil, y que el cantón suizo de Graubünder me queda un poco a desmano... Gracias a que pones también la solución... Estaba yo pensando en poner quizás algo menos graso que la panceta, pero ya se me ocurrirá... quizás carne de morcillo (ya cocinada, claro) o algo así... De cualquier manera, se te agradece esa pedazo de receta, que tiene una pinta bárbara... Un besote guapa, y no te congeles, anda... ;)

Sònia dijo...

Que venga el frio de nuevo!!! Esta sopa tan apetecible es para tomarla con la chimenea encendida!!! Que cosa mas buena!!!
Me encanta tu blog!!!

Un beso