jueves, 3 de febrero de 2011

44-clove garlic soup (sopa de ajo con Parmesano)

Perdonad haber puesto primero el nombre de la receta en inglés pero no conseguí encontrar una traducción en castellano que no le quitara el dramatismo de la lengua de Shakespeare :)  Y es que esta sopa tiene literalmente 44 dientes de ajo! No hace falta deciros que el plato no es apto para vampiros ni, claro está, para gente que no le guste el ajo. En casa no hubo ningún problema porque tanto a H como a mi nos pirra el ajo (afortunadamente, porque una pareja en el que uno aborrezca y el otro adore el ajo no debe estar exenta de algún que otro rifirafe...). Y sí, la sopa sabe a ajo, de eso no hay duda, pero ni mucho menos tienes la sensación de estar masticando ajos a puñados cuando la comes: el sabor del ajo es potente pero sin tirar pa atrás y la textura es muy agradable. Espero que no os entre miedo y os animéis a probarla. Eso sí, no antes de una reunión importante o de una primera cita :)

Últimamente he hecho varias sopas y siempre encuentro el mismo problema: cómo hacer las fotos para que sean apetecibles! No os pasa a vosotros también? Una tarta como que se fotografía sola, pero una sopa, especialmente las de verduras? Tendré que seguir haciendo pucheros para practicar... Si alguien tiene algún consejo, será más que bienvenido!


Aquí los 26 ajos a asar...
y aquí justo después de salir del horno :)



Antes de empezar:
  • Dificultad: baja
  • Preparación: 20 min
  • Cocción y/o reposo: 45 min para asar los ajos + tiempo de reposo para que enfríen + 30 min para cocer la sopa
  • Coste: barato
  • Origen: Internacional
  • Receta adaptada de: 44-clove garlic soup, del estupendo blog Smitten kitchen


Ingredientes (para 4 personas como primer plato, 6 como entrante):

26 dientes de ajos sin pelar
2 cucharadas soperas de aceite de oliva
Un trocido de mantequilla (como unas dos cucharadas soperas)
2 cebollas grandes, peladas y cortada a rodajas finas
1 cucharada sopera de tomillo picado (yo lo usé seco, pero mejor si es fresco) - 1 tablespoons
18 dientes de ajo pelados
850 ml de caldo de pollo caliente (yo usé uno de estos concentrados en forma de gelatina, disuelto en 850 ml de agua caliente)
70 ml de crème fraîche
50g de Parmesano rallado
Sal y pimienta
Opcional: 4 gajos de limón (yo no lo usé)


Preparación:
  • Poner los 26 ajos sin pelar en una bandeja pequeña apta para el horno y rociarlos con las dos cucharadas de aceite de oliva. Salpimentar y mezclar bien para que los ajos estén bien cubiertos de aceite.
  • Cubrir la bandeja con papel de aluminio y hornear los ajos durante unos 45 minutos en un horno precalentado a 175 °C, hasta que los ajos estén dorados y tiernos. Al abrir el horno, disfrutad del delicioso aroma de ajos asados :)
  • Poner los ajos en un plato. Cuando se hayan enfriado, pelar los ajos (bastará con abrir un poco la piel y luego apretar el ajo con los dedos).
  • Derretir la mantequilla en una olla mediana a fuego medio.
  • Añadir las láminas de cebolla y el tomillo y sofreír hasta que la cebolla empiece a estar transparente pero sin que tome color (unos 5-6 minutos).
  • Añadir los 26 ajos asados y los 18 crudos y sofreír ligeramente (3-4 minutos).
  • Añadir el caldo, cubrir la olla con una tapadera y bajar el fuego hasta que el caldo hierva sólo ligeramente.
  • Dejar cocer unos 20 minutos, hasta que los ajos estén bien tiernos.
  • Retirar del fuego y triturar con un túrmix hasta que quede una crema fina.
  • Añadir la nata y el queso y salpimentar al gusto.
  • Volver la olla al fuego unos minutos a fuego lento hasta que la sopa empiece a hervir.
  • Servir caliente, exprimiendo una raja de limón (opcional, a mi se me olvidó :)).
Así quedan los ajos al salir del horno

Comentarios:

A petición de los suegros, hoy os dejo con algunas fotos de las recientes aventuras en la montaña. Las primeras son de hace tres semanas, cuando fuimos a Scuol.


Disfrutando con el esquí y sufriendo con el snow...



Y éstas son del fin de semana pasado, de la región del Jungfrau:
La cara norte del Eiger, una de las montañas más famosas y temidas en el mundo de la escalada!
Y aquí un especial de H haciendo el cabra...

14 comentarios:

Curra dijo...

Me ha encantado esta sopa. Me la anoto para hacerla.
En cuenta a las fotos tienes toda la razón pero no te puedo ayudar.
Me estoy fabricando una caja de luz y probaré a ver que tal.
El día de nieve fantastico, envidia que me dais.
Un besote

Sònia dijo...

Como que la foto no es apetecible???? Me esta tentando... si hasta me tentan los ajo asados!!! jajajaja
Buenisima receta!!!

Lydia dijo...

Qué cantidad de ajos que lleva! Seguro que está deliciosa y viene genial para el invierno. Bss

Rosaleda (Maria Begoña) dijo...

Las fotos me parecen preciosas...., todas, aunque no te puedo dar ningún consejo, en todo casi tú una clase a mi.

Y encuanto a la sopa, con tu permiso, ni me asomo, que soy un poco delicada para el ajo.

Besos

HoneyBunny dijo...

Pues creo que con tanto ajo debe de ser una de mis cremas preferidas y yo sin saberlo :) voy a tener que irme a la frutería a comprarme unas cuantas cabezas...
He leido lo de la censura, muy fuerte, y sin comentarios... no nos damos cuenta de la suerte que tenemos nosotros (ojo a lo del horno, qu e mi casa tampoco tiene y me compré uno portátil que va de lujo)
Y sobre lo del esquí, argh... menos mal que en Madrid no estamos acostumbrados, q yo soy un poco patosa, pero qué paisajes!

Mercè dijo...

Irene, ja m'he perdut si corres per Suïssa o tornes a ser per China... Anyway, t'hauré de confessar que aquesta sopa l'hauria de tastar primer... no puc amb els alls! :( I això que bona pinta, en fa molta. ;)
Petons!

Kako dijo...

Mi marido me hizo la crema de ajos que publiqué en mi blog y la encontre exquisita a más no poder.
A ver si me prepara esta versión, con parmesano debe quedar delicioso.
Preciosas fotos y la escapada a Scuol super buena.
Un beso.

Gemma dijo...

Quina enveja tanta neu!!! :)))))

Ostres, 44 grans d'alls són molts alls!
A mi l'all cru no m'agrada, però escalivats al forn perden el gust tan potent i queden més suaus. Haurem de provar aquesta crema tan especial!

SABORES dijo...

Hola! ante todo muyyyyy bueno el blog y tus recetas, felicidades!

Te he dejado un comentario en las Chocolate Chunk Cookies de Enero 2010... porque si te gustan tanto como a mi las del Starbucks, puede que las tengas cerca... :)

Un saludo!!

Akane dijo...

Pues a mi me parece súper apetecible la foto!
Yo tengo un problema, y es que me encanta el ajo, pero me sienta fataaaaaal. Tengo curiosidad por probar esta sopa a ver si lo tolero mejor, pero también me da miedo xD

Qué chulas las fotos! Y qué envidia :) Mejor no se las enseño a mi novio que esquiar es una de sus pasiones y por desgracia hace tiempo de la última vez. Pero las imágenes son geniales :)

Un abrazo

Begoña dijo...

Hola Irene, no conocía tu blog (cómo es posible??) pero con esta sopa de ajo me has conquistado. Yo publiqué una parecida hace un tiempo pero desde luego no llevaba esa cantidad de ajos! tengo que probarla, ya te contaré. Con tu permiso me quedo un rato por aquí, cotilleando!

Irene dijo...

Veo que a nadie ha dejado indiferente esta sopa! A los que no os gusta el ajo, mejor que ni os acerqueis. Pero a los que sí os va, de verdad dadle una oportunidad porque está muy rica!

Irene dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Una forma sencilla de hacer que una crema o sopa tenga más buena pinta es decorarla en el centro con algún ingrediente: almendras laminadas, cebollino, un chorreón de aceite haciendo una espiral, crujiente de jamón serrano o de queso, copos de cebolla seca, picatostes de pan... pfff lo que sea que vaya con la receta ^-~ A mi me gusta poner una cosa distinta en cada tazón, si hago varias raciones jeje