domingo, 6 de febrero de 2011

Cupcakes de dulce de membrillo

La señora madre de una servidora es un poco testaruda (de alguien tenía yo que heredar...) y exagerada (un beset, mama!). Así que una posible batalla sobre kilo y medio de dulce de membrillo casero la tenía perdida antes de empezar: el membrillo se venía a Suiza sí o sí. Y no es que no me guste (que conste que me encanta!) pero es que el dulce de membrillo no es precisamente light y comer 1,5kg en una casa donde sólo viven dos personas es un poco misión imposible. Así que habrá que improvisar recetas para aprovechar tan delicioso manjar. Primero pensé en hacer una cheesecake, pero para llevar a la oficina es poco práctica. Así que, como no podía ser de otra manera... cupcakes al canto! Salieron súper ricas, nada empalagosas (me miré mucho con las cantidades de azúcar) y muy monas, no os parece? Yo las hice en tamaño mini; se pueden hacer tamaño normal con la misma receta.

Este finde teníamos pensado ir a esquiar, pero hace tan bueno (sí, sí, como lo oís) y lleva tanto sin nevar (10 días en la zona donde queríamos ir) que decidimos dejarlo para cuando la nieve esté mejor (las ventajas de vivir tan cerca de los Alpes!). Además, ayer no conseguí encontrar una tabla que me gustara a un precio que no me escandalizara :( así que tampoco tenía el aliciente de ir a probar el juguete nuevo. Y bueno, creo que hace dos meses que no paso un domingo de tranquis en casa y ya me apetecía. Y como H se va a andar por el monte, tengo la casa para mi! Y una lista de 30 cosas a hacer que va incrementándose cada media hora :) A ver cuantas consigo al final... En cuanto termine este post, me quedarán 29 :)

Que paséis un buen domingo!


El dulce de membrillo de mi mami :)

Antes de empezar:
  • Dificultad: baja
  • Preparación: 30 min para las cupcakes + 20 min para preparar el frosting y decorar las cupcakes
  • Cocción y/o reposo: 20-25min de cocción si hacéis cupcakes grandes, 18-20min para las minis + tiempo de reposo para que se enfríen las cupcakes antes de decorarlas
  • Coste: barato
  • Origen: Internacional
  • Receta adaptada de: Vanilla cupcakes, The Hummingbird Bakery Cookbook, Tarek Malouf and The Hummingbird Bakers para las cupcakes, el frosting es mi típico de queso cremoso

Ingredientes (para 12 cupcakes grandes o 24 minis):

Para las cupcakes:
120g de harina
1,5 cucharaditas de café de levadura - 1,5 teaspoons
70g de azúcar
Un pellizco de sal
40g de mantequilla a temperatura ambiente
120ml de leche entera a temperatura ambiente
1 huevo a temperatura ambiente
Unas gotitas de esencia de vainilla - 1,4 teaspoons
75g de dulce de membrillo (cortado a daditos, si es muy compacto como el de mi mami)

Para el frosting (si tenéis pensado poner mucho frosting sobre cada cupcakes, igual deberíais incrementar un poco las cantidades):
100g de queso cremoso (tipo Philadelphia)
75g de dulce de membrillo


Preparación:

De las cupcakes:
  • En un bol grande (el del robot de cocina, si es que vais a utilizarlo para esta receta) tamizar la harina y la levadura.
  • Añadir el azúcar, la sal y la mantequilla. Con la pala de amasar del robot de cocina o con una batidora de varillas (o a mano con un espátula) batir a velocidad baja hasta que todo esté bien mezclado y quede una masa arenosa.
  • Añadir la mitad de la leche (60ml) y seguir batiendo hasta que se haya incorporado bien a la masa.
  • En otro bol, batir el huevo, el extracto de vainilla y el resto de la leche con un tenedor.
  • Añadir la mezcla huevo-extracto-leche a la preparación anterior y seguir batiendo hasta que la mezcla sea homogénea y cremosa (un par de minutos, no más).
  • Añadir el dulce de membrillo y mezclar con una espátula hasta que éste se haya distribuido bien en la masa.
  • Verter la masa en un molde de muffins cubierto con moldecillos de papel. No llenar cada moldecillo más de 2/3 de su volumen.
  • Hornear en un horno precalentado a 170°C, durante 20-25min para cupcakes grandes, 18-20min para mini cupcakes. Las cupcakes tienen que estar ligeramente doradas y esponjosas al tacto (en este punto, al pincharlas con un cuchillo, éste tiene que salir limpio).
  • Dejar enfriar las cupcakes en el molde un par de minutos antes de transferirlas a una rejilla para que se enfríen por completo.


Del frosting:
  • En un bol, batir el queso y el membrillo con una batidora de varillas hasta que la mezcla sea cremosa.

Montaje final:
  • Cuando las cupcakes se hayan enfriado por completo, poner el frosting en una manga pastelera y decorar las cupcakes al gusto.

Aquí las cupcakes antes de entrar en el horno

Comentarios:

Pues poca cosa más que añadir. Os dejo con algunas fotos más, que ya que las hice habrá que aprovecharlas...



12 comentarios:

Rosaleda (Maria Begoña) dijo...

Que buenas, señora.

Puf esa carne de menbrillo tiene un aspecto infernal, jajajaja. Si es que con las madres no hay quien pueda, te lo digo yo.

Me llevo la receta, me parece muy buena.

Las fotos, preciosas Irene.

Con estas cupcakes aumenta de forma exponencial mi mosqueo, llevo 2 días sin poder subir fotos al blog, así que nada de entradas nuevas, con la de cosas que tengo que enseñqar, grrrrrrrrrrrrrrrrrrrr

Besos

Akane dijo...

Qué bonitas te quedan siempre las cupcakes! Me das una envidia! Además muy buena idea aprovechar el membrillo en ellas. Mi madre también hace dulce de membrillo casero en cantidades industriales, pero a mi no me gusta mucho a palo seco; aunque intuyo que a estos cupcakes no les haría ascos!

Aqui hace muy buen tiempo también, lo que me lleva a pensar que de pronto una ola de frío sacudirá media Europa... Habrá que aprovechar el buen tiempo!

Un abrazo

nee* dijo...

Qué buena pinta tienen! Te han quedado genial, no se me hubiera ocurrido nunca hacerlos de dulce de membrillo, jeje, eso sí me parece una combinación muy original. Me han entrado ganas de probarlo :P.

Besitos!

Lolah dijo...

Pues a mi este año también me dió por hacer dulce de membrillo y tengo un stock considerable, así que me encanta esta idea...además es que tienen una pinta tan buena con ese color tan doradito!
Un besico.

Kako dijo...

Irene, te quedaron preciosas!, super monas y apetitosas.
Realmente el día hoy es fabuloso, parece que el invierno se va o al menos esa sensación da (seguro que nieva de nuevo).
Sobre el dulce de membrillo, yo hice bastante el año pasado, también somos dos en casa, pero yo lo congelo en trozos y así lo consumes cuando deseas.
Es un dato.
Besos y buen domingo.

Begoña dijo...

Una manera estupenda de aprovechar el membrillo!!!
Te han quedado preciosas y tan perfectas!!!
Un saludo, Begoña

Ingrid dijo...

Hola!Unos cupcakes deliciosos y bien presentados! me encanta como te han quedado y de sabor único.
Muchos Besoss

Sònia dijo...

A mi aun me queda carne de membrillo de octubre... y estos cupcakes tienen una pinta fantastica!!!! A ver si me atrevo... y es que aun les tengo un pelin de respeto, no se por que... :-S
Un beso

partimecook dijo...

¡¡Me encantan tus cupcakes!! El membrillo es un dulce al que nunca he sabido darle mucho uso más allá del queso. Me parece una forma estupenda de aprovecharlo. Te entiendo cuando dices que no es que te empalague, a mí me cansa cuando me dan las toneladas que me dan todos los años y es una pena...
¡Un beso!

Elena dijo...

qué ricos! con lo que me gustan a mí los cupcakes y el membrillo, te han quedado de locura... esto habrá que probarlo!

Irene dijo...

Gracias a todas por los comentarios, veo que estas cupcakes han gustado!
Veo que todo el mundo tiene la despensa llena de dulce de membrillo. A mí me queda todavía más de un kilo, así que tendré que seguir inventando recetas... Igual antes sigo el consejo de Kako y pruebo lo de congelarlo, la verdad es que no se me habría ocurrido!

Nika dijo...

Hola Irene! Te he descubierto hace poco y he hecho hoy mismo la receta, el problema es que el frosting de arriba no me ha qdado tan cremoso como a ti, alguna sugerencia! Tambien he decir que el membrillo que tenia a mano era el de mercadona! Y eso puede influir en la consistencia o en la presentacion de los cupcakes! Gracias x la receta el bizcocho que m ha encantado! Un beso!