domingo, 8 de agosto de 2010

Mini mousse-flan de carajillo de Bailey's

Cuando nos mudamos a nuestro piso nuevo en Baden (a primeros de mayo), H y yo decidimos organizar una fiesta para presentar nuestro hogar en sociedad. Para evitar que la fiesta acabase desmadrándose y nos tocase limpiar durante 2 días, a H se le ocurrió organizar una fiesta cocktail. Anunciamos en la invitación que el código de vestir era black tie (yo, que soy de pueblo y poco ilustrada en temas de protocolo, tuve que buscar en la wikipedia qué era eso del black tie...), con lo que "obligamos" a la gente a arreglarse un poco y, por tanto, tener más cuidado a la hora de comer y beber. No sé si fue el código de vestimenta o que nuestros amigos son civilizados de por sí, pero acabamos la fiesta sin ningún desperfecto o quejas de los vecinos. Y la verdad es que fue curioso ver con traje o vestido a gente a la que normalmente ves con botas de montaña o ropa de trabajar :)

Durante la fiesta, H se encargó de las bebidas, con un menú de unos 10 cocktailes (un poco variado, entre los clásicos: gin-tonic, margarita de limón, caipirinha, daiquiri de fresa, side-car...), que la gente podía ir pidiéndole durante la fiesta (thanks H for your great barman skills, muacks!). Y yo, como no, me encargué de la comida. Fue todo a base de picar, con cosas frías que puse en las mesas desde el principio (melón con jamón, uvas con queso azul, piruletas de queso, tostadas con pimientos del piquillo y anchoas, galletas saladas con Philadelphia...) y calientes que tenía preparadas e iba calentando en el horno a medida que avanzaba la fiesta (mini pizzas de varios sabores, vol-au-vents de gorgonzola y de queso-sobrasada, mini croque-monsieurs...). Para terminar, una selección de postres en tamaño miniatura (merengues con double-crème y frutos rojos, sorbete de limón, trufas caseras...). De la mayoría de recetas no me dio tiempo a hacer fotos, pero algunos postres sobraron (yo que pensaba que había preparado demasiado y no dejaron casi ni las migas!) y los pude fotografiar al día siguiente. Hoy os dejo con la primera de ellas: vasitos de flan de café con mousse de Baileys (de ahí el nombre de carajillo de Baileys). A la gente le gustaron mucho, la verdad es que quedaron muy vistosos y muy en linea con la fiesta.



Antes de empezar:

Ingredientes (para unos 20 vasitos):

Para el flan:
1 litro de leche
3 cucharadas soperas colmadas de café soluble (colmadas = que estén bien llenas, no rasas)
2-3 cucharadas soperas de azúcar (al gusto)
1 paquete de flan Royal (o similar) para 8 raciones

Para la mousse:
8g de gelatina en láminas
150ml de Baileys
1 huevo a temperatura ambiente
50g de azúcar
350ml de nata para montar bien fría


Preparación:

Del flan:
  • Preparar el flan siguiendo las instrucciones del paquete, diluyendo el café en la leche cuando ésta esté un poco caliente para que el café se deshaga bien.
  • Repartir el flan en los vasitos. Dejar enfriar a temperatura ambiente y guardar en la nevera hasta que el flan haya cuajado bien.


De la mousse:
  • Poner en remojo la gelatina en agua fría hasta que se haya hidratado (que esté completamente blanda).
  • Calentar el Baileys (al microondas unos segundos o al fuego en un cazo, sin que llegue a hervir). Deshacer la gelatina en el Baileys. 
  • Con una batidora de varillas, batir el huevo con el azúcar hasta que doble el volumen y quede una masa cremosa y ligera. Añadir con cuidado el Baileys y mezclar bien.
  • Con una batidora de varillas, montar la nata.
  • Añadir la nata a la preparación anterior con una espátula, con movimientos suaves (para que no baje). 
  • Repartir la mousse en los vasitos. Dejar enfriar en la nevera un mínimo de 3 horas para que la gelatina cuaje bien. 
  • Servir frío.

Comentarios:

La verdad es que no recuerdo con exactitud cuantos vasitos me salieron con estas cantidades, yo creo que serían entre 20 y 25. Mis vasitos eran bastante pequeños. Para un cocktail donde había otros postres la cantidad estaba bien (así podías probar los otros y no te llenabas mucho). Si éste va a ser el único postre, entonces deberíais usar vasitos más grandes (o copas) para que vuestros invitados queden satisfechos. Eso sí, tampoco os paséis porque es un postre un poco pesado (nata, Baileys, flan...).


Y aquí os dejo con una foto de la fiesta. A que estábamos todos guapísimos? ;)

3 comentarios:

Gemma dijo...

Jo tampoc sabia què volia dir black tie, je je je... Però la veritat és que feu molt goig :)
Aquests gotets han de ser deliciosos, la combinació del cafè amb lel baileys em sembla fantàstica :)

Gina dijo...

Felicitaciones por el blog! Está muy bueno,todo muy bien explicado y pronto comenzaré a preparar alguna de las receta (no sé por cuál comenzar...todas se ven riquísimas...en especial los postres.)Muchas gracias!

Saludos desde el otro lado del Atlántico,de Perú. Éxitos :)

Ana Sofia Zarain dijo...

Esa de rojo no va con ese chaparrón preséntenle al de rojo de al lado que combina bastante bien con la forma de vestirse. Ja ja felices fiestas