martes, 31 de agosto de 2010

Drömmar - Galletas suecas de mantequilla

Ya estamos de vuelta de mis segundas (y últimas, snif, snif...) vacaciones de verano. Hasta Navidades, se acabó lo que se daba (aquí en Suiza no hay ni puente de la Purísima, ni Todos los Santos, ni ná de ná!).  Pero no es cuestión de deprimirse, porque tengo tantas cosas que quiero hacer, proyectos que empezar, ideas que transformar en realidades... Ni tiempo para acordarme de la falta de vacaciones voy a tener! Algunos de estos proyectos están, por supuesto, relacionados con la cocina y con este blog, así que os iréis enterando puntualmente de mis avances :)

Y sin más dilación, paso a presentaros esta estupenda y sencillísima receta. Como ahora ya no estamos en operación bikini, sino más bien esquimal (aquí ya hace un frío que pela), os traigo una receta para ayudaros a ensanchar cartucheras y michelines (y ahorrar en calefacción): azúcar, harina, mantequilla y aceite de girasol. Toma ya! Eso sí, qué delicia (drömmar significa sueños en sueco, por algo será!). Son como un shortbread pero más ligero: súper delicadas, mantecosas, se deshacen nada más ponerlas en la boca (o incluso en el camino...). Por ponerles alguna pega, me han parecido un pelín demasiado dulces, la próxima vez reduciré un poco la cantidad. Si las probáis, ya me contaréis!




Antes de empezar:
  • Dificultad: baja
  • Preparación: 30 min
  • Cocción: 20-25 min
  • Coste: barato
  • Origen: Suecia (aunque seguro que galletas parecidas las hay un muchos otros sitios...)
  • Receta adaptada de: Dreams, Sju Sorters Kakor - Swedish Cakes and Cookies, Ica Test Kitchens

Ingredientes (para 50 galletas):

200g de harina
2 cucharaditas de café de levadura en polvo
100g de mantequilla a temperatura ambiente
250g de azúcar
1 cucharadita de café de extracto de vainilla
100ml de aceite de girasol


Preparación:
  • Tamizar la harina y la levadura en un bol.
  • Batir la mantequilla, el azúcar y el extracto de vainilla con una batidora de varillas (o un robot de cocina), hasta que la mezcla quede cremosa. 
  • Añadir gradualmente el aceite y mezclar hasta que se haya incorporado bien. 
  • Añadir la mezcla harina/levadura y seguir batiendo hasta que la masa sea homogénea. 
  • Dividir la masa en dos y amasar cada mitad en forma de cilindro alargado (2-3cm de diámetro, para que os hagáis una idea). Cortar cada cilindro en 25 partes. 
  • Poner las bolitas de masa encima de una bandeja recubierta con papel de hornear. Yo usé dos bandejas (25 bolitas en cada una). Aquí parece ser que yo cometí el error de aplanar cada bolita un poco con el dedo, según mi sueco debería haberlas dejado tal cual para que no se espachurraran tanto en el horno...
  • Hornear durante 20-25minutos en un horno precalentado a 150°C, hasta que las galletas estén firmes. 
  • Transferir con mucho cuidado a una rejilla (las galletas son muy delicadas!) y dejar enfriar por completo.

Comentarios:

En la receta del libro se indicaba poner media almendra sobre cada galleta. H me dijo que sus "drömmar" no llevan almendra, así que yo las omití. Supongo que no estarían mal tampoco...

Y ya para terminar, os dejo con unas fotos de las vacaciones :) En Madrid, hicimos casi todo lo típico: Sol, Gran Vía, plaza Mayor, Rastro el domingo, Palacio Real, visita al estadio del enemigo, paseo en el Retiro, Cibeles y Neptuno, tomar algo en Chueca, Reina Sofía... Y para típico, la Verbena de la Paloma. También caímos en lo guiri y fuimos a un espectáculo de flamenco, que no estuvo mal. Sólo nos faltó el Prado, así que habrá que volver!

Y ya en casa, más de typical Spanish: desayuno a las 11, comida a las 2 y media, siesta, cena a medianoche, mañanas y tardes de toros, piscina después de la siesta, caminar un poco (para no reventar!), verbena hasta las tantas... Qué bien se vive en España de vacaciones!

5 comentarios:

jose manuel dijo...

Esta receta me la copio con tu permiso, llevaba tiempo queriendo conseguir esta receta.

Se ven estupendas. Saludos

Cavaru dijo...

Me gustan mucho estas galletas,te han quedado estupendas.
Bonitas fotos
Besos

Ivana dijo...

que maravilla!
umm la siesta es lo que más hecho de menos a la vuelta de las vacaciones!!
besitos

Gemma dijo...

Mica en mica tots anem acabant les vacances... quina pena!
Però amb aquestes galetes tan bones segur que la pena és més fàcil de superar je je je...

Rosa dijo...

Tú de vacaciones en España y yo en Suiza. Nos hemos cruzado ;)
Me llevo tu receta que se ven riquísimas!!!!!!!!!!
Un abrazo