domingo, 29 de marzo de 2009

Mini shortbreads de cacao blanditos

El sábado pasado, mi amiga Mercè estaba invitada al cumpleaños de una compañera de su clase de alemán, y me comentó que le recomendara alguna receta del blog para poder llevar un pastel a la fiesta. Como en su casa no tiene cacharros reposteros, le dije que viniera a hacerlo a mi casa y que mejor si probábamos alguna receta nueva, así tenía otra receta para publicar en el blog. Al final nos decantamos por estas galletas, que eran rápidas de hacer, no muy complicadas y quedaron muy vistosas, ideales para regalar. Como veréis, las pusimos en una cajita monísima (del Ikea para niños, que cuestan cuatro chavos) y las envolvimos con un celofán y una cinta, y quedó un regalo monísimo (foto al final de la entrada)! Si es que a veces no hay que complicarse mucho para regalar algo, y no me digáis que si es un regalo casero no se agradece mucho más????

Como ya expliqué en la receta del dominó shortbread, el shortbread es una galleta originaria de Escocia hecha a base de mantequilla, azúcar y harina (de dieta, vamos!). Normalmente es una galleta crujiente, bastante compacta. Los shortbreads de esta receta, sin embargo, resultaron ser bastante blanditos (por eso lo he puesto en el título, porque a mí me sorprendió). Si tengo que elegir, me quedo con los que hice la primera vez (el dominó), que es la receta típica, aunque éstos no estaban nada mal tampoco!





Antes de empezar:
  • Dificultad: baja
  • Preparación: 45 min
  • Cocción: 20-25 min por bandeja (yo utilicé dos)
  • Coste: barato
  • Origen: Internacional
  • Receta adaptada de: Cocoa Shortbread Diamonds, Martha Stewart's Cookies

Ingredientes (para unas 40 galletitas de unos 5 cm de diámetro):


190g de harina
90g de azúcar glas
35g de cacao en polvo
1 pellizco de sal
115g de mantequilla fría, cortada a cuadraditos pequeños
Media cucharadita de café de esencia de vainilla
2 cucharadas de leche

Para decorar:
100g de hocolate blanco
4 cucharadas soperas de nata


Preparación:
  • Mezclar la harina, el azúcar, el cacao y la sal con el robot de cocina, a velocidad baja.
  • Añadir el extracto de vainilla, la mantequilla y la leche y procesar a media velocidad hasta que la mezcla sea homogénea. Este proceso lleva un buen rato (unos 5 minutos como mínimo), porque la mantequilla tiene que derretirse para incorporarse en la masa. Cuando esté lista, formar una bola.
  • Amasar con un rodillo hasta formar una plancha de un poco menos de medio centímetro de grosor.
  • Cortar las galletas con la forma que más os guste.
  • Hornear en una bandeja cubierta con papel de estraza durante 20-25 minutos (hasta que estén firmes) a 150°C, girando la bandeja a mitad de la cocción.
  • Dejar enfriar en una rejilla.
  • En el microondas, derretir el chocolate con la nata: calentar la mezcla medio minuto, mezclar, y luego ir calentando en tandas de 10 segundos, parando para remover, hasta que el chocolate esté totalmente fundido (hay que tener cuidado para que el chocolate no se queme).
  • Con una jeringuilla de repostería, adornar las galletas al gusto.
  • Dejar enfriar el chocolate hasta que cuaje por completo.

Comentarios:


La receta es mucho más fácil si se hace con un robot de cocina, porque para que la mantequilla se integre bien en la masa lleva un rato...

Si no tenéis jeringa, podéis hacer un cucurucho de papel de estraza para decorar las galletas o dejar caer el chocolate con una cuchara (aunque la decoración quedará más gruesa).

En la receta original la masa se corta en forma de rombo y la masa es más gruesa, con lo que salen sólo 12 shortbreads. Nosotras preferimos hacer galletas pequeñas, para que quedaran más monas dentro de la caja de regalo.

Os dejo unas fotos del proceso:


Una servidora, amasando las galletas...


... y Mercè con el resultado final!

4 comentarios:

La cuina vermella dijo...

Olé, quins shortbread més bonics i més ben decorats. Regalar coses fetes a mà és un privilegi per les persones que ho reben.
Noies enhorabona. Rebeu una forta abraçada.

Carlos Noceda dijo...

¡¡Menuda maravilla!!
Así me gustan los regalos a mi. Con envoltorio útil y de comer ;-)
Te han quedado con un pinta estupenda.

Un beso.

Almudena dijo...

Qué gusto da entrar en este blog y ver cosas tan dulces y tan buenas ideas...
Besitos

sara dijo...

muy ricas esas galletas.intentaré hacerlas