lunes, 9 de febrero de 2009

Pastel de manzana "autre manière"

Mis compañeros de trabajo llevaban ya unas semanas extrañados por la ausencia de pasteles caseros en la oficina. Y con razón, porque desde que llevé las casitas de pan de gengibre, allá por el mes de diciembre, no había vuelto a llevarles nada. Pero claro, cuando uno va a esquiar cada fin de semana y su jefe le manda a un país distinto cada dos por tres, no es nada fácil encontrar tiempo para meterse en la cocina. Así que el jueves pasado, cuando me di cuenta de que no tenía ningún plan para ese día me dije, cuál Sabina, "ésta es la mía!". "Y tanto que lo era": no sólo hice el pastel que ocupa esta receta, sino que además les traje a mis compis un "pa de pessic" con pepitas de chocolate (la receta indicada en el link, añadiendo 100g de pepitas de chocolate y sin relleno) que, sin ser el pastel del siglo, rompía el largo periodo de escasez repostera en el departamento. En las próximas semanas me temo que, si alguien más no se anima, volverán a quedarse sin dulce (ésta semana me cojo jueves y viernes libre, que vienen Javi y Jess a Davos, luego me vuelvo "de gira" por las fábricas la semana siguiente y el fin de semana a esquiar a Gstaad). A ver si después de estas dos semanas de locura vuelvo un poco a la normalidad y me puedo volver a meter en la cocina y, por supuesto, dedicarme un poco más al blog.

La receta que nos ocupa la preparé el jueves pasado como postre para el viernes, que venían Laia y dos amigos suyos (Marta y Marc) a esquiar a Arosa (por cierto, el domingo cambié los esquís y las botas incómodas por unas de cómodas y una tabla y... bueno, digamos que mi culo y mis brazos agradecieron la vuelta a los esquís, aunque la historia no se acaba aquí, continuará...). A mí me pareció una tarta normalita, pero a ellos les encantó, así que igual mejor si la hacéis y juzgáis por vosotros mismos :) La receta la obtuve del fantástico blog de Gemma, La cuina de casa; ella la aprendió en una clase de David Lienas. La foto, como de costumbre, no le hace justicia...





Antes de empezar:

Ingredientes (para 8-10 personas):


1 rollo de masa quebrada de 32cm de diámetro
1 kg de manzanas Golden (unas 5 manzanas de tamaño mediano)
125g de mantequilla + un poco extra para engrasar el molde
100g de azúcar
4 huevos a temperatura ambiente
50g de harina
Azúcar glas para espolvorear


Preparación:
  • Colocar la masa en un molde de 31cm de diámetro engrasado con un poco de mantequilla. Poner sobre la masa algo para que haga peso (yo puse unas legumbres que tengo guardadas para ésta operación) y hornear en un horno precalentado a 180°C durante unos 10-15 minutos (hasta que los bordes se doren). Cuando esté lista, sacar del horno, quitar las legumbres (o lo que hayáis utilizado) con cuidado y reservar.
  • Mientras tanto, fundir la mantequilla al baño maría. En un bol, batir los huevos con el azúcar y añadirlos a la mantequilla. Finalmente, añadir la harina y mezclar bien con unas varillas. Reservar.
  • Pelar las manzanas y cortarlas a cuadraditos (de un medio centímetro de lado).
  • Poner los cuadraditos de manzana sobre la masa y cubrirlos con la mezcla preparada, agitando un poco el molde para que la mezcla se reparta homogéneamente.
  • Hornear en un horno precalentado a 180°C durante 40 minutos.
  • Sacar del horno y dejar enfriar por completo.
  • Servir espolvoreado de azúcar glas.

Comentarios:

El hornear la masa de un pastel antes de ponerle el relleno con algo de peso para que no suba y quede crujiente se conoce, al menos en inglés, como hornear en ciego. Para poner peso se pueden comprar unas pequeñas piezas de metal que se venden sólo para ésto, o utilizar cualquier tipo de legumbres grandes (judías, garbanzos...), que sale más barato. Eso sí, ni se os ocurra luego usar las legumbres para hacer un cocido: las guardáis en una bolsita para la próxima vez que haya que hornear otra tarta...
Os dejo también unas fotitos de estas salidas esquiiles:


En Lenzerheide, con Ross, Marina y Henrik


En Interlaken, la mañana que fuimos a Grindelwald


Y la marcha nocturna en Einsiedeln, en la despedida de Henrik



5 comentarios:

La cuina vermella dijo...

Segur que amb la recepta d'en Lienas has triomfat, oi?!
Molts petons, t'ha quedat genial.

Laia dijo...

Doncs sí Irene, et va quedar boníssima!!

Per cert a casa ja ens hem cruspit bona part de la xocolata que vam comprar a Zürich!I quin pal tornar a la feina...avui tancava els ulls i encara estava lliscant per les pistes que teniu aquí a Suïssa!

una abraçada!!

Anónimo dijo...

Me alegria otra receta tuya! Me encantan y las espero ansiosa.
Gracias por el trabajo que te tomas.
Saludos.

wivith dijo...

¡HOla!

Hoy he descubierto este fabuloso blog y ya lo he puesto en mi lista de "vuestros fogariles" como uno de los que visito normalmente porque me ha encantado.

Adelante, que siempre aprendo mucho de tod@s l@s bloggers.

Besicos desde Zaragoza

Anna dijo...

Hola! Jo també la vaig provar fa un temps i la vaig trobar facilíssima i molt bona...per triomfar!