lunes, 22 de septiembre de 2008

Blondie de queso cremoso

El fin de semana preparé un brownie para llevar a la ya habitual salida dominguera a la montaña (he colgado algunas fotos más abajo). Ésta vez fuimos a Stanserhorn: 1500 metros de desnivel en 3,5 horas! Como he dicho hace poco, se me acumulan las recetas, así que he preferido publicar una de antigua, la que hice para la triathlon de hace ya unas semanas (además de las galletas de nueces de macadamia con chocolate blanco, cuya receta ya publiqué en este blog). Y es que esta receta no tiene desperdicio porque, señoras y señores, estos blondies de queso cremoso son uno de los mejores dulces que he hecho en los últimos meses. Básicamente me E-N-C-A-N-T-A-R-O-N. Esponjosos, nada empalagosos, con el gusto del queso y de la vainilla... Y además, nada difíciles de hacer! Bueno, lo de tener que hacer dos masas y luego mezclarlas lleva un poco de trabajo, pero de verdad os digo que vale la pena! Si os apetece probar una de las recetas de este blog, ésta es una de las que yo os recomendaría sin ninguna duda!

Ya expliqué cuando publiqué la receta del blondie de frambuesa y almendra que el blondie es básicamente un brownie que, por no llevar chocolate, no puede llamarse "brown"-ie. Veo que la mayoría os quedasteis sorprendidos por esta explicación, la verdad es que a mí también me pareció curioso cuando me enteré :)



Antes de empezar:
  • Dificultad: fácil
  • Preparación: 30 min
  • Cocción: 45 min
  • Coste: barato
  • Origen: Internacional
  • Receta adaptada de: Cream Cheese Swirl Blondies, Martha Stewart's Cookies

Ingredientes (para 18 trozos pequeños):


150g de mantequilla a temperatura ambiente
220g de harina
4g de levadura en polvo (una cucharadita de café)
2g de sal (media cucharadita de café)
200g de azúcar moreno
3 huevos grandes a temperatura ambiente
1 cucharadita y media de esencia de vainilla
200g de queso cremoso (tipo Philadelphia) a temperatura ambiente
50g de azúcar blanco


Preparación:
  • Encamisar con papel vegetal un molde cuadrado de 20cm de lado.
  • Tamizar en un bol 200g de la harina, la levadura y la sal.
  • En un robot de cocina con una pala de amasar (o con una batidora eléctrica de mano), batir 125g de la mantequilla con el azúcar negro a velocidad media, hasta que la mezcla blanquee (unos 3 minutos).
  • Añadir 2 de los huevos, una cucharadita de la esencia de vainilla y seguir batiendo hasta que todo quede bien mezclado.
  • Bajar la velocidad a lenta y añadir poco a poco la mezcla de harina, hasta que la masa quede homogénea (si no tenéis robot, es mejor hacer este paso a mano con una espátula, porque igual la batidora eléctrica no tiene suficiente potencia).
  • Transferir a un bol más grande y reservar.
  • En el bol del robot de cocina (habiéndolo limpiado de la masa anterior), poner el queso, el azúcar blanco, los 25g restantes de mantequilla, los 20g restantes de harina y el huevo y batir a velocidad media hasta que quede una mezcla cremosa (se puede hacer también con una batidora de varillas eléctrica).
  • Poner 3/4 de la primera masa en el molde preparado y alisar con una espátula. Esparcir por encima 2/3 de la crema de queso y alisar. Finalmente, verter a cucharadas el resto de ambas mezclas y alisar con una espátula.
  • Con un cuchillo, mezclar la superficie de la masa para que ambas preparaciones se mezclen formando una especie de remolinos.
  • Hornear en un horno precalentado a 165ºC durante unos 45 minutos, o hasta que al pinchar con un cuchillo en el centro de la masa, éste salga limpio.
  • Sacar del horno y dejar enfriar dentro del molde durante unos 15 minutos.
  • Transferir a una rejilla y dejar enfriar por completo antes de cortarlo a trozos (yo lo corté en 18).


Comentarios:


Yo lo hice todo con el robot de cocina (que para eso lo tengo!). Pero como ya he dicho en la receta, se puede hacer perfectamente con una batidora de varillas eléctrica. Igual lleva un poco más de trabajo, pero el resultado será el mismo!

Os dejo con las fotos de la triathlon...


Con Julia y Colette en la triathlon de Alstom del pasado 31 de agosto

... y las de la salida del domingo:




Los "happy hikers"


Y lo que vimos por debajo y por encima de las nubes! Increíble...

3 comentarios:

Su dijo...

¡Que curiosa la receta! Enhorabuena

Carlos Noceda dijo...

¡¡Vaya pinta!!!
Me habia apuntado la de Frambuesa y almendra, pero esta me gusta mas, por el queso que me encanta. En cuanto recupere la linea de antes del verano, para preparar la navidad y un viaje a new york, pienso hacerla.
Saludos,

Irene dijo...

Pues sí, la verdad es que a la gente que le digo que utilizo queso de untar para hacer postres, se quedan un poco extrañados. De verdad que si os gusta el queso, os recomiendo que probéis esta receta, hasta podéis aumentar las cantidades de la masa de queso para que se note más. A mí me pareció un dulce delicioso!

Irene