miércoles, 4 de junio de 2008

Quiche sencilla de verduras

Yo soy de las personas a las que, si le sirven las verduras asadas en un plato, así a secas, le entran arcadas a la segunda cucharada. Y me he concienciado para comer al menos 5 piezas de fruta y verdura a la semana (a poder ser que no sean 5 nectarinas!), así que me las estoy apañando para inventarme recetas que contengan muchas verduras pero que al mismo tiempo sean gustosas y que no te den ganas de llamar corriendo al pizzero para que te traiga algo que realmente te apetece comer. Y esta quiche es un ejemplo de ello: una manera muy sabrosa de comer un buen puñado de verduras! Y es que comer sano no tiene por qué estar reñido con comer cosas ricas. Y es súper rápida y fácil de preparar!

La cosa se complica un poco más si, además de querer comer 5 piezas de fruta y verdura al día, las quieres comer en la oficina en un táper. Porque claro, después de tomar 3 días seguidos ensalada, se te queda cara de lechuga. Así que mis recetas no sólo son sanas y sabrosas, sino que tienen que poderse llevar al trabajo y, esencialmente, que las pueda hacer el domingo y me duren toda la semana! Imposible? No! Llevo dos semanas cocinando el domingo durante 2 o 3 horas, para luego tener la nevera llena de cosas para comer entre semana. Por ejemplo, esta semana hice salsa de tomate casera, que utilicé para hacer una lasaña de espinacas y ricota (receta que publicaré en breve en este blog, como no!) y pollo con salsa. Además, un poco de coliflor salteada con jamoncito y tomate, y escalivada de pimiento, tomate, calabacín y cebolla (que puede servir como acompañamiento o como una cena rápida encima de una buena loncha de pan). Y ahí estoy, mañana es jueves y todavía me queda un trozo de lasaña y un poco de pollo, justo para los tápers del jueves y el viernes. Qué organización!



Antes de empezar:
  • Dificultad: baja
  • Preparación: 15 min
  • Cocción: 40 min
  • Coste: barato
  • Origen: Francia
  • Receta adaptada de: "Quiche de puerros" y "Quiche Lorraine", publicadas anteriormente en este blog

Ingredientes (para 4 personas):


Media cebolla
1 calabacín
1 bote de ensaladilla rusa (el mío era de 250g netos)
1 rollo de masa quebrada de 30cm de diámetro
3 huevos
2 dl de nata líquida baja en materia grasa
8 tomates cherry
Aceite de oliva
Sal


Preparación:
  • Cortar la cebolla y el calabacín a dados y dorar ligeramente en un sartén con un chorrito de aceite (5-10 minutos).
  • Recubrir un molde redondo de paredes bajas con la masa quebrada. Utilizar el mismo papel con el que viene envuelta la masa para no tener que engrasar el molde.
  • Batir los huevos. Añadir la nata, la sal, la pimienta y batir. Añadir la cebolla y el calabacín dorados y la lata de verduras bien escurrida.
  • Verter la mezcla sobre la masa quebrada.
  • Partir los cherrys por la mitad y añadirlos a la quiche.
  • Hornead durante unos 40 minutos en un horno precalentado a 180ºC (hasta que la nata y el huevo hayan cuajado bien).
  • Servir caliente o frío.

Comentarios:


Yo he usado cebolla, calabacín, cherrys y una lata de verduras para ensaladilla, pero básicamente le podéis echar todo lo que tengáis por la nevera! Las verduras que no estén cocidas, las pasáis un poco por la sartén; el resto pueden ir directas a la quiche!

3 comentarios:

*Los Silva * dijo...

Hola! Me encanta tu blog. Me gustaria que hicieras un postre muy rico que se llama rice crispy treats, con arroz inflado y nubes, al final queda como unas galletitas cuadradas. Gracias.

Ana dijo...

Hola Ireneta, me llevo la recetita que mañana es buen día para hacerla si sale el sol y escampamos por ahí, tiene muy buena pinta. Eres la mar de organizada, ains cómo me gusta leerte.
Besos.
Ana

Ana dijo...

Vengo con resultados, qué maravilla, qué buena estaba, como era domingo y no había masa quebrada en el Opencor me busqué en el google la masa quebrada y la hice yo en el Thermomix. Le puse además brécol y la hice con nata de avena, que no nos gusta mucho el sabor tan fuerte de la nata de vaca.
Te felicito, no es la primera vez que me llevo una receta y me sale fantástica. Volveré.
Un abrazo.
Ana