lunes, 15 de octubre de 2007

Ensalada César (adaptación)

El viernes vino Miguel a cenar a Lenzburg (mi pueblo) y me apeteció preparar la cena en casa (normalmente los viernes salimos a cenar fuera). No es que fuese ninguna ocasión especial, pero como siempre soy yo la que va a Zürich (con razón, porque Lenzburg no es precisamente la alegría de la huerta) , aproveché que venía Miguel y que tenía la tarde libre para preparar una cena un poco más elaborada. Esta es la primera de las recetas que hice: ensalada César. También hice merengues con double crème y frambuesas. El resto de las recetas aparecerán en breve también en el blog...

He mirado en Internet, y la receta original de la ensalada César no tiene prácticamente nada que ver con la que yo he preparado. De ahí el título de "adaptación". Pero sí es verdad que en algunos restaurantes, cuando pides ensalada César, te sirven algo similar a lo que aquí se indica. Así que no me parece tan desacertado darle ese nombre... A vosotros de juzgar! Ah, aunque sea una ensalada, no es precisamente de dieta (bacon, pan frito...) pero está ri-quí-si-ma!




Antes de empezar:
  • Dificultad: baja
  • Preparación: 30 min
  • Cocción: 10 min (para los croutons) + 5 min (para el bacon y los piñones)
  • Coste: medio
  • Origen: Internacional
  • Receta adaptada de: mi imaginación

Ingredientes (para 2 personas):


2 rebanadas de pan de molde
Aceite de oliva
6 lonchas finas de bacon
1 puñado de piñones
200g de lechuga (yo usé una de esas bolsas preparadas con varios tipos de lechuga)
50g de queso parmesano (o similar) a láminas finas
Aliño al gusto (sal, aceite de oliva...)


Preparación:
  • Para preparar los croutons, cortar las rebanadas de pan a cuadraditos y freírlas en varias tandas en aceite muy caliente. Dejar reposar sobre papel de cocina, para que se absorba el aceite sobrante.
  • Cortar el bacon a trozos bastante grandes. Dorar en una sartén junto con los piñones hasta que el bacon esté crujiente y los piñones dorados (no es necesario añadir aceite, la grasa del bacon bastará para que no se pegue a la sartén).
  • Mientras tanto, distribuir la lechuga en dos platos. Añadir las láminas de queso, los croutons y, en cuando estén listos, el bacon y los piñones.
  • Aliñar al gusto.
  • Comer tíbio.