miércoles, 22 de agosto de 2007

Pimientos de Padrón

English Version, Version Française

Otro ejemplo típico de gastronomía de Galicia son los pimientos de Padrón. Como dice el refrán: "Os pementos de Padrón, uns pican e outros non" (los pimientos de Padrón, unos pican y otros no). Así que es un plato que requiere cierta dosis de espírito aventurero, ya que cuando pican, PICAN.... pero merece la pena porque los que no pican están de muerte :D

En Galicia se compran por "cientos"(de 100 en 100). En el supermercado en Galicia se compran ya embasados y cada bolsa contiene normalmente "un ciento" (100 pimientos). Se pueden comprar también en los mercados de los pueblos donde no se piden al peso sino de 100 en 100 también. Las mujeres que los venden en los mercados afirman saber distinguir los que pican de los que no, así que se puede pedir que no haya ninguno que pique .... lo cual no garantiza no tener alguna que otra mala sorpresa.

El único consejo que puedo daros es evitar los "grandes", ya que esos pican casi siempre. Para el resto: tened siempre un vaso de agua y un poco de miga de pan a mano cuando comais pimientos de Padrón. Almas sensibles, abstenerse :D




Antes de empezar:
  • Dificultad: baja
  • Preparación: 7 min
  • Cocción y/o reposo: 15 min
  • Coste: barato
  • Origen: Galicia (España)

Ingredientes (para 4 personas):

  • Un "ciento" de Pimientos (100 pimientos)
  • Aceite de oliva en abundancia
  • Una cebolla grande
  • Sal

Preparación:
  • Se calienta el aceite de oliva en una sartén con bordes altos.
  • Mientras tanto se lavan los pimientos con agua y se secan muy bien con un trapo de cocina (cuanto mejor se sequen menos saltará luego el aceite).
  • El objetivo es tostar los pimientos al exterior pero dejándolos tiernos por dentro. La receta en fotos .....
Cuando el aceite está caliente (pero no quemando) se echan los pimientos en la sartén y se dejan a fuego medio (el aceite no debe debe cubrir los pimientos, sólo su mitad inferior). No se debe sobrecargar la sartén para evitar que la temperatura baje demasiado: mejor hacer varias tandas si tenéis muchos pimientos para freír.


Se les da la vuelta regularmente durante unos 7 minutos para que se empiecen a tostar por todas partes. Cuando se vea que comienzan tostarse (la piel ya no es verde sino marroncilla en algunos lados) se echa la cebolla cortada como en la foto. La cebolla no debe echarse antes porque si no se quemaría antes de que los pimientos estén listos.

Durante otros 7 minutos más o menos se sigue dando la vuelta a los pimientos de vez en cuando. El aspecto debe ser como el de las fotos de arriba: los pimientos han perdido el color verde brillante y ocupan mucho menos espacio en la sartén.



Cuando la cebolla esté marrón (como caramelizada de hecho) y los pimientos estén bien tostados por todas partes, se sacan con cuidado de la sartén con una espumadera intentando quitar la mayor cantidad de aceite posible. Se espolvorean con sal y se comen en seguida ya que lo mejor es comerlos calientes.


Comentarios:

El aceite que sobre (que tendrá un color verde intenso y un fuerte olor a pimientos) se puede reutilizar varias veces para freír más tandas de pimientos (también se puede guardar para otro día).

Si resulta que, como a mi, os gusta casi más la cebolla (que queda como caramelizada con un ligero gusto a pimientos ... .hmmmm) que los pimientos, podéis echar 2 cebollas en vez de una ... mejor que sobre que que falte! :D Hay quien no le echa cebolla a los pimientos, pero en mi casa siempre se ha hecho así.

6 comentarios:

CPO dijo...

estan muy buenos ,ademas son una sorpresa siempre es como un juego ..porque como dice el dicho ..unos pican e outros non..y cuando quieres coger uno piensas..¡picara ? un consejo no beber agua cuando os pique, sino doblais el picor..pero de verdad, son buenos piquen ou nón ..ah comer

Aida dijo...

El otro día Irene encontró bolsas de pimientos de Padrón en la Migros (unos almacenes suizos, tipo Alcosto ... que creo que ya no existe en España por cierto).

Dice que no tenían una pinta excelente ... pero al menos ahí estaban! Y es que hay mucho gallego por Zurich ... y por toda Suiza en general :D

Irene dijo...

El otro día pedimos pimientos en un restaurante gallego. El primero picaba bastante, el segundo estaba muy rico y el tercero... fue el último que conseguí comerme! Hay que ver los cabrones, se toman en serio eso de picar! Y eso que seguí el consejo de Aida de evitar los grandes, pero ni así conseguí comerme más de tres...

Por cierto, hace unas semanas vi pimientos de padrón en un súper de Suiza! Curioso...

ÑAM ÑAM!! dijo...

Pues a mí los que más me gustan son los que pican. recuerdo una vez en valdemoro, que pedimos una tabla variada que incluía pimientitos de estos, y a la persona con la q iba no le gustaban. me los comí yo todos. ÑAM ÑAM!

andrea dijo...

ummm que rico los mejores de la tierra. Andrea Taboas Lourido Alumna de Manuela de GA

Sal y pimienta dijo...

Riquísimos!!