lunes, 2 de julio de 2007

Tarta de frambuesas

English version

Hasta que decidimos probar a hacer una tarta de limón con Aida, lo de las masas de las tartas siempre me había dado un poco de respeto y nunca me había atrevido. Pero me di cuenta de que no era tan difícil, así que le perdí el miedo y me animé a probar esta receta (como no, basada en la receta de "Baking Bible"). De verdad que no es tan difícil como parece!

Y tengo que reconocer que no me quedó nada mal! Con una bola de helado de vainilla es una auténtica delicia! Yo la comí cuando ya estaba fría, pero me imagino como debe estar la combinación tarta tibia - helado de vainilla. Mmmmmmmmmmm...




Antes de empezar:
  • Dificultad: media
  • Preparación: 45 min
  • Cocción y/o reposo: 25 min (cocción) + 30 min (reposo)
  • Coste: barato
  • Origen: Internacional
  • Receta adaptada de: Baking Bible, "Fresh raspberry criss-cross tart"

Ingredientes
(para 6-8 personas):

230g de harina
Media cucharadita de café de levadura en polvo
60g de almendras con piel molidas bien finas
1 cucharadita de café de canela en polvo
100g de azúcar
115g de mantequilla fría a cuadraditos
1 huevo de tamaño medio
1 yema de huevo
Azúcar glas, para espolvorear (opcional)

Para el relleno:
350g de frambuesas
1 cucharada sopera de harina de maíz (maicena o similar)
1-2 cucharaditas de azúcar (a gusto)


Preparación:
  • Mezclar en un bol la harina, la levadura en polvo, las almendras, la canela y el azúcar.
  • Añadir la mantequilla a trocitos y trabajar con la yema de los dedos, hasta que la mezcla quede a grumos.
  • Añadir el huevo y la yema y mezclar hasta conseguir una masa suave. Cubrir con un trapo y dejar reposar en la nevera durante una media hora, hasta que la masa esté suficientemente firme para trabajarla con el rodillo.
  • Pasar la masa a una superficie enharinada y trabajarla con un rodillo hasta que quede un círculo de unos 25cm de diámetro. Para que sea más fácil de amasar, podéis colocar la masa entre dos hojas de papel de estraza. Así no se pega ni al rodillo ni a la superficie...
  • Poner la masa en un molde de 21cm de diámetro (y un par de centímetro de alto) . Retirar los bordes sobrantes (se utilizarán para hacer las tiras de decoración). Si quedan grietas o huecos, usar un poco de la pasta restante para cubrirlos. Dejar enfriar el molde y la pasta sobrante en la nevera durante un cuarto de hora.
  • Mientras tanto, preparar el relleno mezclando las frambuesas con la harina de maíz y el azúcar. No os preocupéis si la mezcla queda del todo blanca. La maicena se usa para absorber el agua que sueltan las frambuesas al hornearlas, así que para cuando la tarta esté lista las frambuesas habrán recuperado su color.
  • Hacer tiras con la pasta sobrante. Yo les hice unos pellizcos, para que quedase más mono...
  • Bañar con un poco de agua el borde de la tarta, añadir el relleno (aplastando las frambuesas un poco con un tenedor) y cubrir con las tiras de pasta (que se pegarán a lados de la base gracias al agua).
  • Hornear durante unos 25 minutos en un horno precalentado a 190ºC.
  • Retirar del horno y espolvorear con azúcar glas (opcional).
  • Servir tíbia o a temperatura ambiente.

Comentarios:


En el libro se recomienda no lavar las frambuesas. Eso sí, hay que asegurarse de que no haya ninguna parte un poco podrida o muy espachurrada, que no tengan nada de tierra...

El azúcar del relleno es a gusto del consumidor. Si las frambuesas están muy maduras, estarán más dulces y necesitarán menos azúcar.

Hay que comerse la tarta durante los dos días siguientes a su elaboración.



Tarta antes de hornear (notad como el color blanco de la maicena desaparece al hornear)