lunes, 21 de mayo de 2007

Crocantes de Almendras y Aceite de Oliva

Para promocionar el aceite de oliva (el de los padres de Irene, por ejemplo) otra receta estupenda que acabo de probar. La he sacado de la revista francesa Saveurs de Junio 2007.

No puedo describir el olor que salía del horno porque no era de este mundo ... cuidado con las quemaduras: aunque os den unas ganas locas de probar los crocantes recién salidos del horno, no cedáis a la tentación! Salvo este pequeño consejo, los crocantes deben degustarse sin moderación! :)

Como detalle de Navidad, presentados en una caja de metal .... Hmmm!


Esta receta es nuestra contribución al Hecho En Mi Cocina número 17 ... que exalta los frutos secos este mes (Diciembre 2007). Espero que os guste y os animéis a probarla ... aunque solo se para aromatizar la casa :D

hemc 17 - frutos secos


Ingredientes (para 4 personas):

125 gr de harina
70 gr de azúcar glass
40 gr de almendras enteras con la piel
30 gr de almendras en polvo
1 clara de huevo
5 cucharadas de aceite de oliva afrutado (7 cl)
1 sobrecito de azúcar "vainillado"
1/3 de sobrecito de levadura química
1 pizca de sal


Preparación:

  • Precalentar el horno a 175 grados (en turbo).
  • En un bol grande mezclar la harina, el azúcar glass, el azúcar "vainillado", la levadura y la sal.
  • Añadir el aceite de oliva y mezclar bien con las manos hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados. Añadir la calra de huevo y mezclar otra vez hasta la pasta resultante quede homogénea.
  • Añadir las almendras enteras e incorporarlas a la pasta.
  • Darle forma a la pasta como de rollo de unos 4-5 cm de diametro y aplastar un poco el centro para que no quede completamente redondo (debe quedar un poco aplanado).
  • Meter al horno entre dos hojas de papel de horno (sulfurizado) para evitar que se dore demasiado rapido. Dejar mínimo una hora en el horno: estará listo cuando la pasta esté bien dorada y muy dura (yo tuve la pasta casi hora y media en el horno...)
  • Se saca del horno y se deja enfriar ligeramente 5-10 min.
  • Se cortan rodajas de unos 2 cm (o menos, dependiendo de si se os deshace la pasta al cortarla fina) y se vuelven a meter al horno a 125 grados unos 20 min (hasta que los crocantes estén bien secos).
  • Se guardan perfectamente varios días en una caja metálica (incluso puede que más, pero en mi caso no duraron más de dos dias :D )

Comentarios:


Se sabe rápidamente si la pasta a terminado de cocer cuando se intenta cortarla: si los trozos se deshacen y no se consiguen trozos enteros como en la foto, la pasta no está aún hecha. Se debe dejar 10-15 minutos mas y se vuelve a intentar.

Se pueden meter los trozos resultantes del intento de cortar al horno, y en 10 min estarán listos: no tan bonitos como los de la foto, pero igual de ricos :)

Los crocantes tienen un olor muy rico (y bastante fuerte) a aceite de oliva. A mi personalmente me encanta, pero si no queréis un olor tan pronunciado, usad un aceite poco perfumado.


4 comentarios:

Emilio dijo...

No esta nada mal! Uno de estos dias me pongo a cocinar y... y... mejor empezar por una de las faciles (jejeje).

Un beso desde Shanghai,
Emilio

delokos dijo...

Me parece estupenda la idea de aromatizarlos con aceite de oliva... la combinación se antoja perfecta...

Un saludo y gracias por tu contribución a HEMC#17...

Caminarsingluten dijo...

Tienen un pinta estupenda estos crocantes,además con algo tan preciado como el aceite de oliva... y si fueramos capaces de realiarla algún día con harina sin gluten, lo degustaríamos y lo mostraríamos en nuestro blog.

Saludos,

Javi G. dijo...

Yo creo q lo mejor es ir ahora mismo y probarlos... aun te quedan?