sábado, 12 de mayo de 2007

Buey Oriental (lomo con zanahorias y miel)

Esta es mi primera incursión en la comida asiática mezclando dulce y salado. Lo primero es identificar el trozo de carne que se debe usar. Cometí un par de errores, pero en general no salió mal ... pero es bastante latoso porque hay que ocuparse de varios ingredientes por separado antes de mezclarlo todo al final (pasa lo mismo con los woks). Así que hay que programar esta receta para un sábado o domingo cuando haya tiempo de dedicarse a la cocina un rato.


Ingredientes (para 4 personas):

600 gramos de lomo de buey (rumsteck)
800 gramos de zanahorias
3 cebollas grandes
1/2 cucharada de canela
1/2 cucharilla de comino en polvo
2 cucharadas de granos de sésamo
Aceite de oliva
3 cucharadas de miel líquida
Sal
Pimienta



Preparación:
  • Comprar el lomo de buey cortado en tiras de 1 cm de espesor y de 5 cm de largo.
  • Pelar las zanahorias y cortarlas en bastoncillos, más o menos del mismo tamaño que la carne (para que quede bonito ... sino lo cortáis en bastoncillos y como salgan!).
  • Cocinarlos en abundante agua con sal sin que el agua hierva a borbotones durante 10 min exactos. Las zanahorias deben estar cocidas pero todavía un pelín duras al morderlas.
  • Pelar y cortar en gajos muy finos la cebolla. Calentar 3 cucharadas de aceite de oliva en la sartén, añadir las cebollas y tapar. Cocinar a fuego bajo durante 10 min revolviendo de vez en cuando. Así se pondrán blandas y transparentes sin quemarse.
  • Cuando las cebollas estén blandas, subir el fuego a máximo y añadir la carne a la sartén. Pasar la carne durante 5 min revolviendo con fuego muy alto.
  • Añadir las cucharadas de miel, la canela, el comino la sal y la pimienta. Mezclar bien.
  • Añadir las zanahorias y pasarlo unos minutos, siempre a fuego fuerte.
  • Servir con arroz blanco y cubierto de granos de sésamo.

Comentarios:


Yo compré un trozo de lomo entero y lo corté en casa con un buen cuchillo. No queda tan mono como cortado por el carnicero pero se puede hacer sin mucho esfuerzo. Eso sí: el cuchillo tiene que ser bueno!
Si no cocináis el buey a fuego muy fuerte, los poros de la carne se abren y pierde el agua. Esto hace que la carne se endurezca y no quede tierna al final.
Como no tengo ni idea de las partes del buey, he buscado un dibujo para saber exactamente qué comprar en la carnicería ... si tenéis dudas, imprimid el dibujo y decidle al carnicero que lo que necesitáis es la parte marcada con el 1 :-)