martes, 1 de febrero de 2011

Alfajores de dulce de leche

Tenía todo preparado para presentaros hoy una sopita muy rica que preparé antes de irme a la China. Pero como que la sopa no hace una re-entrada muy triunfal. Así que he decidido cambiar de idea y publicar otra de las recetas que tenía pendientes: unas galletitas rellenas de dulce de leche. 100% de dieta, vamos! Aunque supongo que a estas alturas la mayoría os habréis olvidado ya de los propósitos post-navideños de hacer un poco de dieta y abusar menos, así que no os importará que hoy os proponga este pecado de calorías :)

Estas galletas tienen un poco de historia. Si vais con prisa, os podéis saltar todo este párrafo sin remordimientos :) Parte 1: Cada vez que veo una receta interesante en un blog, guardo el link en un documento que tengo en el GoogleDocs de recetas pendientes. Cuanto vi la receta de alfajores en el blog de Mar Todo caserito, se fue directa a la parte alta de la lista (llegados a este punto, y por si no había quedado claro, tengo que aclarar que a mí el caramelo me chifla en todos sus derivados). Parte 2: En un revista de cocina que compré hace unos meses, había unas trufas de dulce de leche y chocolate que me cautivaron. Parte 3: Había estado buscando dulce de leche sin mucho éxito en los súpers de mi pueblo. Un día pasamos por casualidad delante de una tienda mejicana en Zürich donde H compra la salsa de chipotle y al entrar él a comprar la susodicha, se me encendió la bombilla: ahí iba yo a encontrar el tesoro! A un precio no muy módico, todo sea dicho, pero un capricho es un capricho. Parte 4: Pensaba yo hacer las trufas mencionadas anteriormente antes de Navidad. Pero al final me lié con tanta cupcake y no me dio tiempo. El día que ya tenía los ingredientes preparados, me fui con toda la ilusión a pesar la cantidad de dulce de leche y... no podía abrir el bote! Para cuando llegó H y lo consiguió, ya era demasiado tarde para ponerme. Y luego me empezó a dar pereza (las trufas tienen dos capas y hay que enfriar las mezclas entre medias...). Y mi bote de dulce de leche seguía ahí en la nevera, peligrando de estropearse. Desenlace: Pues el de la foto :) El dulce de leche se fue a emparedar unas lindas galletas de mantequilla! Y colorín colorado, este rollazo se ha acabado.

Según la wikipedia, hay dos tipos de alfajor: los españoles (dulces Navideños de almendra, nueces y miel) y los de Latinoamérica: dos galletas unidas por un relleno dulce, algunas veces con cobertura exterior. Si se investiga un poco más, parece que uno de los alfajores más típicos son los de maicena y dulce de leche (la maicena se usa en la masa de las galletas). Habrá que probarlos algún día! Por ahora yo os dejo con estos que no llevan maicena pero sí mucho dulce de leche :) Recomendación: comerlos tipo Oreo (separar las galletas, lamer el dulce de leche y luego comerse la galletas), será poco elegante pero es todo un placer!


Algunos de los alfajores los llevé a casa de unos amigos cuando fuimos a visitar a su recién nacida. El libro Martha Stewart's Cupcakes tiene varias ideas muy interesantes de cómo presentar cupcakes para regalo, yo las adapté a los alfajores y a los materiales que tenía por casa: la bandeja es la tapa de un cartón de huevos y la protección es papel de hornear. Una servilleta debajo de los alfajores y una bonita cinta y os queda un regalo casero de lo más apañado!


Y éste es el antes y el después del bote de dulce de leche. Todavía queda un poco en la nevera, así que no os estrañéis si en breve aparece otra receta con dulce de leche como protagonista, en la cocina no se tira nada!




Antes de empezar:
  • Dificultad: baja
  • Preparación: 15min para preparar la masa + 30min para amasar y cortar las galletas + 20min para rellenarlas
  • Cocción y/o reposo: 10-12min por bandeja (yo usé 4) 
  • Coste: barato
  • Origen: Latinoamérica
  • Receta adaptada de: Alfajores de dulce de leche, del blog Todo caserito

Ingredientes (para unos 80 alfajores):

Para las galletas:
500g de harina tamizada
250g de mantequilla bien fría, cortada a dados pequeños
125g de azúcar glas
1 pellizco de sal
1 huevo
1 yema
Ralladura de un limón (bien lavado, rallar sólo la parte amarilla ya que la parte blanca amarga)

Para el acabado:
250-300g de dulce de leche
Azúcar glas


Preparación:

De las galletas:
  • En el bol de un robot de cocina, procesar la harina, la mantequilla, el azúcar glas y la sal hasta que quede una mezcla arenosa (yo usé la pala de amasar del robot).
  • Añadir el huevo, la yema y la ralladura de limón y seguir mezclando hasta que la mezcla sea homogénea. 
  • Dividir la masa en dos, formar una bola con cada mitad (sin amasar mucho), aplanarla un poco y cubrir cada disco con film plástico. 
  • Reservar en la nevera unas 2 horas. 
  • Sacar la primera mitad de masa de la nevera. Ponerla entre dos láminas de papel de hornear y estirarla con un rodillo hasta que tenga unos 5mm de grueso.
  • Cortar círculos de 4mm de diámetro y disponerlos en un bandeja del horno ligeramente separados (yo puse unas 40 galletas por bandeja). 
  • Hornear en un horno precalentado a 180°C hasta que las galletas se doren ligeramente (unos 10-12min). Es recomendable girar la bandeja a media cocción para que todas las galletas se doren uniformemente. 
  • Volver a hacer una bola de la masa sobrante, cubrirla con film y guardarla en la nevera. 
  • Repetir la operación hasta terminar toda la masa. 
Acabado:
  • Poner unas 3 cucharadas soperas de dulce de leche en una manga pastelera (tendréis que añadir más luego - es mejor hacerlo en tandas para no pasarse, el dulce de leche es muy pegajoso y sería complicado y quizás poco higiénico devolver las sobras al bote).
  • Cubrir la mitad de las galletas con dulce de leche.
  • Emparedar con el resto de las galletas. 
  • Espolvorear con azúcar glas.


Comentarios:

El siguiente paso sería bañar cada alfajor con chocolate, tiene que estar tremendo (aunque yo después de pasar tanto rato en la cocina decidí que ya tenía suficiente...).

Y aquí os dejo con un mini paso a paso fotográfico del montaje final y unas poquitas fotos más del resultado.



9 comentarios:

Begoña dijo...

Llevo muchísimo tiempo queriendo hacer estas galletas, y creo que tu historia de hoy me ha convencido. Voy a comprar el dulce de leche y voy a abrir el bote. Las tendré que hacer sin remedio...
Te han quedado preciosas!!!
Un saludo, Begoña

Gemma dijo...

M'apunto la recomanació de menjar-les tipus Oreo, je je je... segur que així són molt més bones.
Tinc pendent provar alguna recepta d'alfajores, aquesta recepta teva m'ha agradat molt!
I clar, sempre millor unes galetes que una sopa, je je je... ;)

Kako dijo...

Parecen fotos de pastelería!!
Los alfajores de maicena, tan famosos en Argentina y Chile, son deliciosos, en mi casa siempre hay tapitas listas para rellenar.
No te compliques, el dulce de leche lo preparas haciendo hervir un tarro de leche condensada a la venta en migros.
En el Mega Coop encuentras el dulce de leche listo, carísimo y de mala calidad.
Un abrazo.

Akane dijo...

Yo sólo he probado los españoles, en su versión murciana, pero cada vez que veo uno como los tuyos... El problema es que creo que el dulce de leche me empalagará demasiado, y no sé si me sentará bien, porque la leche condensada y yo no nos llevamos bien. Aunque un poquito no creo que me mate... pues hala, te robo uno! :P

Un abrazo

Rosaleda (Maria Begoña) dijo...

Se ven deliciosos.

Yo el dulce de leche, lo hago como toda la vida, metiendo una lata de leche condensada en la olla rápida, cubierto de agua y 10' a máxima potencia. Riquisimo y barato.

Y la presentación del regalo, preciosa.

Besos

A. Rubio Henríquez dijo...

De muerte lenta! Los amo desde que tengo uso de razón. Bella la bolsita al estilo Martha Stewart.
Bss desde bcn,

BAKING COLOURS dijo...

Vengo leyendo tu blog y me encanto!. Soy Argentina!... y los alfajores SON ARGENTINOS! como mi queridisimo dulce de leche. Aunque mas de uno me dira que se consigue en todo latinoamerica con diferentes nombres. El dulce de leche que usaste (argentino, por cierto) es delicioso. Y como dato: te cuento que aqui comemos el dulce de leche a cucharadas, si es que no conseguimos donde ponerlo.

Los alfajores de maicena son de los tantos alfajores que se hacen rellenos con dulce de leche pero no son los originales. Tambien existe el alfajor santiagueño, alfajores de chocolate, en fin...miles!

Si tendria que recomendarte alguna que quizas puedas conseguir en tu continente, serian los alfajores Havanna (los de choclate negro o los cubiertos con merengue), pruebalos y me cuentas!.

Tus alfajores tienen una pinta sensacional!... y como todos los alfajores, si los dejas estacionar unos dias se van a poner MAS RICOS aun porque el dulce de leche comienza a humedecer en su forma justa, las tapitas.

En cuanto a si se te estropea el dulce de leche, te cuento que dura mil años en la heladera...asi que quedate tranquila.

Perdon por "el discurso", es que me gustaba la idea de ayudarte un poco a conocer estos productos maravillosos que tiene mi pais. Besos y cualquier cosa me consultas!...

Luciana

Irene dijo...

Veo que estos alfajores han triunfado :)
Muchas gracias a todos por los comentarios y en especial a Luciana por aportar tanta información sobre los alfajores! Se agradecen estos comentarios tan enriquecedores :) Qué pena que no quedara ninguno al día siguiente para comprobar que mejoran con el tiempo!!!

Rosaleda (Maria Begoña) dijo...

Irene, tienes razon las recetas de Martha Stewart son para batallones, aunque yo por sistema siempre hago la mitad de las recetas.... es como una manía.
Cuando no conozco una receta, siempre la mitad.

Besos