lunes, 2 de agosto de 2010

Bizcocho de arándanos con cobertura de queso cremoso

Bueno, ya estoy de vuelta de la India. Esta vez fue rápido y sin ningún contratiempo. El monzón ayuda a que las temperaturas sean un poco más llevaderas, hizo calor pero no llegamos a los 45°C... Y mi estómago no se resintió en exceso de los curries y demás potajes Indios, al final hasta voy a hacerme inmune :) Me quedan 2 semanitas para volver a la madre patria, qué ganas! Pero hasta el 14 quedan todavía muchas comidas por hacer y recetas por publicar, así que vamos a lo que toca.

Hoy vengo con un bizcocho de arándanos frescos. A qué es precioso? El tostado del bizcocho y los arándanos combinan a la perfección con la cobertura de queso. De gusto estaba muy rico, aunque los arándanos se fueran al fondo del molde (con lo que en la parte inferior del bizcocho a penas si había frutos).  El único fallo que le veo a este bizcocho es que es enorme y es imposible cortarte un trozo pequeño: aunque intentes cortar sólo una rebanadita te llevas un buen bocado.  Igual estaría mejor hacer sólo la mitad de los ingredientes, así quedaría un bizcocho más "moderado".


En Suiza hay se encuentran arándanos frescos (y fresas, moras, frambuesas, grosellas...) con bastante facilidad, pero creo que en otras partes del globo no es tan fácil. Supongo que el bizcocho quedaría igual de rico con arándanos congelados.


Antes de empezar:
  • Dificultad: media
  • Preparación: 20 min para el bizcocho + 15 min para la cobertura
  • Cocción y/o reposo:40-50 min de cocción + reposo para que se enfríe el bizcocho
  • Coste: medio
  • Origen: Internacional
  • Receta adaptada de: Blueberry cake, The Hummingbird Bakery Cookbook, Tarek Malouf and The Hummingbird Bakers

Ingredientes (para 12-14 raciones):

Para el bizcocho:
350g de mantequilla a temperatura ambiente + extra para engrasar el molde
350g de azúcar
6 huevos a temperatura ambiente
1 cucharadita de café de extracto de vainilla
450g de harina tamizada
2 cucharadas soperas rasas + 2 cucharaditas de café de levadura en polvo tamizada
200ml de sour cream (nata agria)
250g de arándanos frescos

Para la cobertura (opcional):
150g de queso cremoso (tipo Philadelphia)
Unos 50g de azúcar glas (al gusto)
Arándanos frescos para decorar


Preparación:

Del bizcocho: 
  • Con una batidora de varillas o un robot de cocina, batir la mantequilla y el azúcar hasta que la mezcla esté cremosa y blanquee.
  • Sin dejar de batir, añadir los huevos de uno en uno (no añadir el siguiente hasta que el anterior esté bien incorporado a la masa), rascando las paredes del bol con una espátula para que los huevos se integren bien.
  • Añadir el extracto de vainilla, la harina y la levadura y seguir batiendo hasta que la mezcla sea homogénea. 
  • Añadir la nata y mezclar bien hasta que la masa esté bien combinada y sea ligera y esponjosa. 
  • Incorporar los arándanos a la masa mezclando a mano con una espátula, hasta que se hayan distribuido bien.  
  • Verter la masa en un molde de corona ligeramente engrasado. Alisar la superficie con una espátula. 
  • Hornear en un horno precalentado a 170°C durante 40-50 min. Al pinchar con un cuchillo, éste tiene que salir limpio. Si el bizcocho se empieza a dorar por arriba pero el centro sigue crudo, cubrir el molde con un papel de aluminio para que el bizcocho no se queme.
  • Dejar enfriar ligeramente en el molde antes de transferir el bizcocho a una rejilla para que se enfríe por completo. 


De la cobertura:
  • Con una batidora de varillas, batir el queso hasta que quede cremoso. 
  • Añadir el azúcar e incorporarlo al queso con una espátula (para que, al seguir con la batidora, el azúcar no se os "vuele" por la cocina). 
  • Seguir batiendo hasta que el azúcar esté bien incorporado y la masa sea cremosa.


Montaje:
  • Cuando el bizcocho esté completamente frío, repartir la cobertura con una espátula. 
  • Decorar con algunos arándanos frescos.

Comentarios:

Tal como se indica en la receta, la cobertura es opcional. Es verdad que le da un toque un poco más especial y hace que el pastel quede muy mono, pero si queréis un bizcocho para un día cualquiera, podéis servirlo tal cual. El bizcocho en sí está muy rico :)

2 comentarios:

Ivana · My Little Things dijo...

yo creo que te vas a recuperar pronto con este pedazo de pastel! que maravilla! y ese frosting de queso! uff!
besitos

María dijo...

Tienes razón Irene, es precioso. Me ha encantado.
Un besazo