martes, 18 de mayo de 2010

Bizcocho de canela (cinnamon teacake)

Si alguien estaba pensando que mi ausencia de noticias en el blog se debía a estar secuestrada por una banda de monos gigantes indios, que no cunda el pánico: estoy viva! Esta vez tengo excusa para explicar la inactividad en el blog: aterricé en Zürich un viernes por la noche (Calculta-Zürich vía Dubai) y menos de 12 horas después ya estaba metida de lleno en la mudanza. Dos furgonetas-llenas, miles-de-cajas, 2-viajes-al-Ikea y 2-semanas-de-no-parar después, por fin estoy instalada en mi nueva casa en Baden (a 20 minutos de Zürich). Qué gozada!!!! Pisazo de 90m2, con una cocina casi perfecta (después del tuneado, ya os enseñaré), terraza con vistas al parque y, lo mejor de todo, a 5 minutos andando de mi oficina!!!! Estoy simplemente e-na-mo-ra-da de mi piso :)

Tengo ganas de enseñaros algunas fotos de la India y también de presentaros a mi nuevo piso, pero la verdad es que hoy no tengo tiempo, así que os dejo sólo con la receta. Voy a hacer lo imposible por publicar más a menudo, pero lo veo negro: este finde me voy a Istambul (viernes-martes), el sábado tenemos la fiesta cocktail de inauguración del apartamento, luego (90% seguro) me vuelvo a la India 2 o 3 semanas (la tercera igual tengo que ir a China) y a finales de mayo me voy a Japón. En resumen, es probable que el mes de junio no esté ni un sólo día en casa :( Intentaré manteneros informados...


PS: La foto no ha quedado muy agraciada, las cosas hechas "deprisa y corriendo" no suelen salir bien... Que conste que mi intención es mejorar la calidad de las fotos del blog, a ver cuando puedo ponerme a aprender fotografía!



Antes de empezar:
  • Dificultad: baja
  • Preparación: 20 min
  • Cocción: 25-30 min
  • Coste: barato
  • Origen: Internacional
  • Receta adaptada de: Cinnamon teacake, Home Baked, The Australian Women's Weekly


Ingredientes (para 10-12 personas):

60g de mantequilla a temperatura ambiente + extra para engrasar el molde
1 cucharadita de café de extracto de vainilla
150g de azúcar
1 huevo a temperatura ambiente
150g de harina
2 cucharaditas de café de levadura en polvo (unos 10g)
80ml de leche a temperatura ambiente

Para espolvorear:
10g de mantequilla
1 cucharada de café de azúcar
1 cuchadita de café de canela en polvo


Preparación:
  • En un robot de cocina o con una batidora de varillas, batir la mantequilla, el extracto de vainilla, el azúcar y el huevo hasta que quede una mezcla muy ligera y cremosa (entre 5 y 10 minutos, dependiendo de lo potente que sea la batidora o el rebot). 
  • En un bol, tamizar la harina y la levadura. Añadir la harina-levadura y la leche a la preparación anterior y mezclar con una cuchara de madera, hasta que los ingredientes estén simplemente mezclados.
  • Verter en un molde redondo de 20cm de diámetro (la base cubierta con papel de hornear, los lados engrasados con mantequilla). Yo usé un molde de 24cm (no tengo de 20) y la tarta quedó, a mi gusto, demasiado "bajita", así que recomiendo el molde de 20cm. 
  • Hornear en un horno precalentado a 180°C durante 30 minutos (yo reducí el tiempo a 25 minutos por ser el molde más grande). 
  • Sacar el bizcocho del horno, dejar enfriar 5 minutos dentro del molde y finalmente desmoldear en una rejilla. 
  • Mientras se enfría el bizcocho, derretir la mantequilla (al microondas o en un cacito a fuego lento). Pintar el pastel con la mantequilla y espolvorear con el azúcar y la canela. 
  • Servir caliente.

Comentarios:

Yo llevé el bizcocho a la oficina a la mañana siguiente y calenté un trocito en el microondas. La verdad es que no estaba tan rico como acabado de salir del horno, pero se dejaba comer :)

5 comentarios:

Gemma dijo...

No pares de voltar món... no sé com pots aguantar aquest ritme i a sobre fer postres tan bones com aquestes :)
M'alegro que el trasllat al nou pis hagi anat bé!

comoju - Cova dijo...

pues con esta receta ha merecido la espera de verte de nuevo, porque siendo de canela... conmigo has dado de lleno porque me encanta, e incluso la foto a mi ya me sirve

Un abrazo

Carmen dijo...

tiene buena pinta para alguien que adora la canela como yo. Que´suerte eso de 5 minutos de la oficina, y un pisazo de 90m2 genial, me alegro mucho, y con tanto viaje, madre mía, supongo que llegará un día en que no sepas dónde te levantas.

suerte en todo, y que disfrutes de los viajes, lo que te dejen

Anónimo dijo...

una pregunta nada mas ..siendo levadura se deja reposar a que doble volumen o de plano se va directo al horno acabando de batir?mil gracias por tu atencion

Irene dijo...

Hola anónimo :)
La levadura en polvo no hace falta dejarla levar, el bizcocho subirá al hornearlo. Así que sólo tienes que preparar la masa tal cual y meterlo en el horno, sin tener que esperar. Ya me contarás qué tal te ha salido!