domingo, 25 de abril de 2010

Cupcakes de almendra y chocolate o Cupcakes florales :)

Al final el volcán finlandés dejó de escupir lava justo un par de días antes de mi viaje a la India, así que... aquí estoy otra vez: en Durgapur, una ciudad de medio millón de habitantes (no me preguntéis cómo los han contado) a dos horas en coche al oeste de Calcuta. Ya os conté algunas de mis impresiones sobre la India hace un par de semanas. Aunque llevo sólo un par de días por aquí, hay algunas cosas a las que ya me he "acostumbrado": ya no me da un ataque al corazón cada vez que el taxista, a pesar de decirle que no tenemos prisa, se empeña en adelantar al camión de delante cuando no queda espacio para pasar y vienen un coche y 4 bicis en el sentido contrario; o a que pases de 20 a 43°C en cuestión de segundos (hemos tenido suerte por ahora, la semana pasada llegaron a 49°C!). A ver a la gente durmiendo en el suelo, a niños semi-desnudos corriendo por la calle o a gente mendigando no te acostumbras; sigo preguntándome cómo esta gente pueden tener la entereza y la resiliencia para tomarse la vida tal como les ha venido. Somos tan afortunados de haber nacido en un país "desarrollado"...

Aún habido venido aquí por trabajo, los 2 días y medio que llevo por aquí tengo la sensación de estar un poco de vacaciones. Seguro que a partir de mañana se me pasa (a las 8 me esperan en la fábrica para empezar a definir recursos...), pero hasta ahora (a pesar de ir a la fábrica el sábado, aquí se descansa sólo un día y medio) no me he ganado el sueldo. He estado:
  • En dos partidos de cricket (es el torneo nacional de mi empresa, y se lo toman muy en serio, aquí el cricket es el deporte nacional!). A mi compañero hasta le hicieron dar el premio al mejor jugador del partido (yo me escondí, qué vergüenza!).
  • En una fiesta a lo Bollywood con los jugadores del torneo. No os lo podéis imaginar: era una de las pocas mujeres (aquí somos un poco florero, para que os hagáis una idea, mientras que a mis compañeros les dan la mano, a mí me ignoran) entre unos 150 hombres bailando como locos al ritmo de música típica India, bebiendo cerveza y comiendo del buffet.
  • En la ciudad-universidad que Tagore empezó hace más de 100 años a dar clases debajo un árbol.

Creo que por ahora ya os he dado el rollo suficiente con India (os pondré más fotos y comentarios en cuanto vuelva a casa, la conexión no es suficientemente buena como para subir más de un par de fotos...) así que os dejo con la receta, con la que me dispongo a participar al HEMC de este mes, dedicado a las nueces. Cuánto hacía que no participaba! Siempre lo tengo en cuenta y al final siempre se me pasa...


Estas últimas semanas he estado en modo cupcake, así que no me fue difícil elegir con qué participar en el HEMC. La decisión sobre el tipo de nuez fue más bien "forzada": el día después de volver de la India me mudo de casa (os mantendré informados del proceso), así que prefería ir limpiando los armarios para tener que transportar menos cosas (aún así, tengo el comedor que parece un almacén, hay que ver la de trastos que se acumulan en una casa!!!). Encontré por ahí un paquete a medias de almendra molida sin piel y otros dos enteros, uno de almendra molida con piel y otro de almendra fileteada. Y chocolate no puede faltar, así que ya está: cupcakes de almendra con frosting de chocolate. Lo de la decoración floral fue un poco improvisado sobre la marcha (para hacer erizos me faltaban ingredientes para hacer la cabeza :) ).





Antes de empezar:
  • Dificultad: baja
  • Preparación: 20 min para las cupcakes + 30 mins para la cobertura y la decoración
  • Cocción y reposo: 25 min de cocción + tiempo de espera para que se enfríen las cupcakes
  • Coste: barato
  • Origen: Internacional
  • Recetada adaptada de: ligeramente de una receta de cupcakes de almendra y avellana del libro Martha Stewart's cupcakes (muy ligeramente); la receta de la cobertura es free-style


Ingredientes (para 16 cupcakes):

Para las cupcakes:
175g de harina
1,5 cucharaditas de café de levadura en polvo (unos 8g)
Un pellizco de sal
130g de almendra molida (yo hice una mezcla de almendras molidas con y sin piel)
115g de mantequilla a temperatura ambiente
50g de azúcar
100g de azúcar moreno
2 cucharaditas de café de extracto de vainilla
175ml de leche a temperatura ambiente
3 huevos a temperatura ambiente

Para la cobertura:
300g de queso cremoso a temperatura ambiente (tipo Philadelphia)
60g de azúcar glas
150g de chocolate negro (yo usé uno al 70% de cacao)
Almendras fileteadas (al gusto)



Preparación:

De los cupcakes:
  • En un bol grande, tamizar la harina, la levadura y la sal. Añadir la almendra molida y mezclar ligeramente con una cuchara o espátula.
  • En el bol de un robot de cocina (o con una batidora de varillas, o a mano con unas varillas), batir la mantequilla y los azúcares a velocidad media, hasta que quede una mezcla cremosa. Añadir la esencia de vainilla y continuar batiendo.
  • Añadir los huevos de uno en uno (no añadir el siguiente hasta que el anterior se haya integrado completamente en la masa).
  • Reducir la velocidad a baja. Añadir la mezcla de harina y almendra en tres tandas, intercalando con la mitad de la leche: 1/3 de harina-almendra; la mitad de la leche; otro 1/3 de harina-almendra; la otra mitad de la leche; el resto de harina-almendra (batiendo bien entre cada adición).
  • Verter la mezcla en moldecillos de papel dispuestos en una bandeja para muffins (sin llenar cada moldecillo más de 2/3 de su volumen) y hornear durante 25 minutos en un horno precalentado a 175°C, o hasta que al pinchar con un cuchillo en el centro de una cupcake, éste salga limpio.
  • Dejar enfriar por completo en una rejilla.

De la cobertura:
  • Derretir el chocolate al microondas (removiendo a menudo para que no se queme) o al baño maría. Reservar.
  • En un bol, mezclar el queso cremoso con el azúcar glas con una espátula (para que, al batir con las varillas, el azúcar no se acabe esparciendo por toda la cocina).
  • Con una batidora de varillas o a mano, batir el queso hasta que quede bien cremoso.
  • Añadir el chocolate y seguir batiendo hasta que el chocolate se incorpore completamente al queso...

Montaje final:
  • Con una espátula, cubrir cada cupcake con un poco de cobertura.
  • Decorar con las almendras al gusto.


Comentarios:


A mí, al añadir el chocolate al queso cremoso, se me hizo una masa muy espesa (porque el queso estaba todavía frío), así que lo puse unos segundos en el microondas para que se calentara y luego volví a batir. De esta manera me quedó una mezcla cremosa y que se podía esparcir bien.

Unos detalles de las "flores":

5 comentarios:

Gemma dijo...

M'imagino que el viatge a la India ha de ser realment soprenent, és un país moooooolt diferent al nostre, oi? I ja veig que no has parat ni un moment!
M'apunto la recepta per fer el frosting de xocolata, el formatge li deu donar una textura molt cremosa.

Ana Segura dijo...

Pero qué divertido Irene!!!! Qué imaginación tienes, me encanta esta decoración.
Gracias por tu visita y felicitación.
Un abrazo.
Ana

surfzone dijo...

Quina paciència per fer el muntatge... jo acabo abans amb el truc del grapat :-)

Ivana · My Little Things dijo...

que bonitos y que paciencia!
besitos

carmen dijo...

Madre mía, no sé si conseguiré ponerme al día de todas lsa recetas que hayais hecho en este tiempo que os he tenido un poco abandonadas, y vuelvo y veo mil cambios más, un viaje a la India, tiene que ser alucinante, y un cambio de casa, buena suerte en la nueva.

poco a poco lo iré haciendo, de momento se me hace la boca agua con estas cupcakes, tan preciosas.

un abrazo.