martes, 6 de abril de 2010

Kanelbullar - Ensaimadas suecas de canela

Bueeeeeeeeeeno. Después de un parón con viaje a la India (por trabajo) y a Milán y Génova (por placer), vuelvo a la carga en el blog. No es que estos días no haya cocinado nada, pero he estado liada con tanto viaje y no me ha dado tiempo de poner el blog al día. Hoy voy a ser breve, que juega el Barça y el partido es demasiado importante como para no mostrarle la atención merecida :) Ya os pondré las fotos de los viajes en entradas futuras (todavía tengo que poner las fotos de Suecia y las de Bruselas, qué desastre!!!!).

Os dejo con otra receta típica de repostería sueca. Supongo que la foto ya lo dice todo: una delicia! Un tipo brioche súper suave con el gusto de canela y el crujiente del azúcar, mmmmmm! A mí es que este tipo de dulces simplemente me pierden :)



Antes de empezar:
  • Dificultad: media
  • Preparación: 30 min
  • Cocción y reposo: 45 min para el primer levado + 45 min para el segudo + 10 min de cocción por bandeja (yo usé 2)
  • Coste: barato
  • Origen: Suecia
  • Receta adaptada de: Cinnamon Swirls, Sju Sorters Kakor - Swedish Cakes and Cookies, Ica Test Kitchens

Ingredientes (para 24 unidades):


Para la masa:
75g de mantequilla
250ml de leche entera
25g de levadura fresca
Un pellizco de sal (1/4 de cucharadita de café)
50g de azúcar
1 cucharita de café de cardamomo en polvo
350-375g de harina (yo usé 375g en total, incluyendo la harina necesaria para enharinar la superficie de trabajo)
1 huevo batido (para dorar)
Azúcar perla (para decorar, opcional)

Para el relleno de canela:
50g de mantequilla a temperatura ambiente
35g de azúcar
1 cucharadita de café de canela en polvo


Preparación:
  • Derretir la mantequilla en un cazo. Añadir la leche y calentar hasta que esté a 37°C (ésta es más o menos la temperatura del cuerpo humano, así que para saber la temperatura correcta sólo hay que meter un dedo en el líquido y que no esté ni frío ni caliente). Si fuera necesario, apartar el cazo del fuego y dejar enfriar la mezcla hasta que adquiera la temperatura indicada.
  • En el bol de un robot de cocina (o en un bol grande, si se amasa la masa a mano) deshacer la levadura. Añadir un poco de la leche y desleir bien la levadura. Añadir el resto de la leche, la sal, el azúcar, el cardamomo y 2/3 de la harina (unos 250g). Mezclar hasta que los ingredientes estén simplemente combinados
  • Amasar con el robot de cocina (o a mano) hasta que la masa sea homogénea y elástica, rascando con una espátula los lados de vez en cuando. Seguir amasando y añadir más harina, pero reservando un par de cucharadas. La masa estará lista cuando deje de pegarse a los bordes del bol (unos 5 miutos).
  • Espolvorear con un poco de harina, cubrir con un paño de cocina limpio y dejar reposar en un lugar cálido y lejos de corrientes de aire, hasta que la masa doble su volumen (unos 45 minutos).
  • Mientras tanto, preparar el relleno, mezclando los ingredientes en un bol con una cuchara.
  • Amasar la masa dentro del bol un par de minutos (después del primer levado la masa habrá cogido bastante aire, no os preocupéis si baja al amasarla). Transferir a una superficie ligeramente enharinada, añadir la harina restante y amasar a mano. La masa estará lista cuando deje de pegarse a las manos y, cuando al cortarla, la masa sea homogéneamente porosa (si hay agujeros muy grandes es que no se ha amasado lo suficiente).
  • En una superficie ligeramente enharinada, estirar la masa con un rodillo, hasta obtener un rectángulo plano (de unos 50x30cm). Cuanto más "perfecto" sea el rectángulo, más igualadas quedarán las ensaimadas. Esparcir el relleno por encima con una cuchara o espátula y enrollar por el lado largo.
  • Cortar el cilindro en 24 partes (para que sean más o menos iguales, yo corté primero el cilindro por la mitad, luego cada mitad en dos y luego hice 6 rebanadas de cada trozo).

  • Repartir las rebanadas en 2 bandejas recubiertas de papel de horno, con el lado cortado hacia arriba. Cubrir cada bandeja con un paño de cocina limpio y dejar reposar en un lugar cálido y lejos de corrientes de aire hasta que la masa se haya doblado (unos 45 minutos).
  • Pintar con el huevo batido y esparcir un poco de azúcar perla (si se usa) sobre cada rebanada. Hornear cada bandeja en un horno precalentado a 250°C durante 8-10 minutos, hasta que se doren bien. Transferir a una rejilla hasta que enfríen por completo.

3 comentarios:

Aida dijo...

Joer! qué pinta! creí que la foto que había al principio de la entrada era de algo que habías comprado en una pastelería en algún país de esos que visitas ... no me imaginé que las habías hecho tú! :)

Bueno, no hay ni que decir que estas caen, en un par de semanas como máximo ... ya te contaré qué tal me salen :D

Por cierto, cuando dices "amasar con el robot" a qué tipo de robot te refieres?

Este estilo:
http://www.maismoinscher.com/uploaded/images/robot-kitchenaid-5ksm150pseer-rouge

O este:
http://www.kookit.com/img/prod/z/131_FP653G_z.jpg

Porque yo tengo uno del segundo tipo, y para amasar no vale mucho ... a lo mejor es que el mío es muy mal... que puede ser :P

comoju - Cova dijo...

con lo que me gusta la canela y este tipo de recetas, pronto me pondré manos a la masa

Un abrazo

Ensaimadas de Mallorca dijo...

Madre mia que pinta tienen.
Muy buen post, me encantaría seguir viendo artículos como este.