lunes, 28 de septiembre de 2009

Pasta fresca con setas

Por fin vuelvo a estar en casa, después de una semana y media de vacaciones en casa (de las que haré, como es costumbre, un pequeño reportaje en breve) y de una semana de curso Black Belt (= cinturón negro, que aunque parezca karate, es una clasificación usada en 6 sigma, una metodología de mejora de procesos basada en la estadística). Me lo he pasado pipa de vacaciones y he aprendido mucho en el curso, pero ya me apetecía volver a mi casita :) Es curioso, he usado dos veces el término "casa" en la misma frase. Y es que cuando estoy en Suiza, "casa" es España, el pueblo de mis padres; y cuando estoy allí, "casa" es Zürich. Creo que a todos los que vivimos lejos de donde hemos crecido nos cuesta un poco decidir dónde nos sentimos "en casa".

Después de las reflexiones filosóficas, vamos a por la receta. Empieza ya a ser temporada de setas y me apetecía pasar un rato en la cocina con H pero sin complicarme demasiado, así que me decidí por una receta de elaboración propia con productos casi 100% del mercado: excepto la pasta (que compramos en una pequeña tienda italiana al lado de casa de H), el resto lo compramos en el mercado de los sábados en el centro de Mannheim. Normalmente nos pasamos sólo a dar un paseo - a mí que soy amante de la cocina, me pirra pasear entre puestos de verdura, de setas de la región, de quesos, de pan recién horneado, de especias, de salazones... Así que ya tocaba que algún día compráramos algo! Y eso, el resultado: un plato de pasta muy sabroso y bastante sano (aunque no muy de dieta, para qué nos vamos a engañar...!). Ideal como plato único, ya que llena que no veas!




Fijaros qué delantal más mono, con bordado a mano :-)

Antes de empezar:
  • Dificultad: baja
  • Preparación: 20 min
  • Cocción: 15 min
  • Coste: medio
  • Origen: Internacional
  • Receta adaptada de: mi imaginación

Ingredientes (para 4 personas):


2 dientes de ajo
100g de jamón serrano a taquitos
300g de setas variadas: nosotros utilizamos 100g de champiñones de bosque (marrones), 100g de shiitake y 100g de rebozuelos (chantarelas)
600g de pasta fresca (unos 150g por persona)
1 manojo de perejil fresco
300g de crème fraîche (o nata de cocina espesa)
100g de queso rallado (nosotros utilizamos uno bastante fuerte, no recuerdo el nombre...)
aceite de oliva, sal, pimienta


Preparación:
  • Trinchar los ajos en juliana (a trocitos pequeños). Sofreírlos junto con los taquitos de jamón en una sartén con un buen chorro de aceite, a fuego bastante fuerte, hasta que se doren los ajos. Retirar los ajos y el jamón de la sartén (dejar el aceite) y reservar.
  • Mientras tanto, lavar las setas (lo mínimo posible para eliminar la tierra y guijarros que puedan tener) y cortarlas a trozos (de un tamaño mediano).
  • En la misma sartén y con el mismo aceite, añadir todas las setas. Rehogarlas a fuego suave hasta que hayan soltado todo el agua (unos 10 minutos). Si sueltan mucha agua, retirarla al final para que el plato no quede muy aguado.
  • Mientras tanto, poner a hervir agua en un cazo grande. Cuando hierva, añadir un buen pellizco de sal y un chorro de aceite de oliva. Cocer la pasta según las indicaciones del envoltorio o del vendedor (en nuestro caso, 2 minutos para que quedase al dente).
  • Cuando las setas estén bien cocidas, añadir los ajos y el jamón y rehogar un par de minutos.
  • Añadir la crème fraîche, un buen pellizco de perejil picado y la mitad del queso.
  • Añadir la pasta ya cocida y remover ligeramente para que la pasta se mezcle bien con la salsa.
  • Servir con el resto del queso rallado y un poco de perejil.


2 comentarios:

La cuina vermella dijo...

Quina alegria el teu comentari a la cuina vermella. Ens fa molta il·lusió sempre que sabem de tu. Nosaltres t'anem seguint a cada post, les teves vivències i receptes. Ens agrada moltíssim com ho fas. Un petó enorme.

Carlos Noceda dijo...

¡Que pinta! y en un pis-pas...

Un saludo