sábado, 24 de julio de 2010

Oreo cheese(cup)cakes

Llevaban ya un tiempo perdidas en el fondo de mi nevera un par de tarrinas de Philadephia. No veía yo ninguna opción para untarlas antes de que caducasen, así que decidí buscar alguna receta dulce para utilizarlas (pasa eso siempre hay opciones!). Las cheesecakes me parecen estupendas como postre de una cena ligera cuando hay invitados, pero son poco prácticas para llevarlas a la oficina (se necesitan platitos, cucharas, pringan...). En versión individual (o cupcakes, en mi caso) son otra cosa. Y si además van de la mano con unas galletas Oreo, ideales para la hora del café.

La receta la saqué del libro de cupcakes de Martha Stewart. Bueno, del equipo de Martha Stewart, que dudo yo que ella haya glaseado todas las cupcakes que hay en ese libro. Pero eso es otro tema... Me encanta hojear los dos libros que tengo de Martha Stewart (cupcakes y cookies), porque tienen muchas recetas, todas vienen con fotos preciosas y siempre te sugieren ideas para futuras aventuras en la cocina. Del libro de cookies estoy bastante contentas, casi todas las recetas que he probado me han salido bien. Del de cupcakes, como dirían los franceses, com-ci-com-ça. La mayoría de recetas son para números un poco raros ("receta para 29 cupcakes": primero, 29 cupcakes son muchas cupcakes!; y segundo, cómo haces 29 cupcakes? Con dos bandejas de 12 y una de 6 con un agujero vacío???) y los tiempos y temperaturas de horneado de algunas recetas no me han acabado de convencer... Os tendré informados si cambio de opinión con futuras recetas :)

PS: Sorprendentemente, la cupcake que eligió H para hacer la foto del interior era casi una masa de Oreo entera. Las demás tenían mucha más parte de cheesecake y trocitos más pequeños de Oreo...




Antes de empezar:

  • Dificultad: baja
  • Preparación: 20 min
  • Cocción: 30 min
  • Coste: barato
  • Origen: Internacional
  • Receta adaptada de: Cookies and Cream Cheesecakes, Martha Stewart's Cupcakes, Editors of Martha Stewart Living

Ingredientes (para 15 cupcakes):

23 galletas Oreo, 15 enteras y 8 troceadas a mano (los trozos tienen que quedar más bien pequeños)
450g de queso cremoso (tipo Philadelphia) a temperatura ambiente
100g de azúcar
Media cucharadita de café de extracto de vainilla
2 huevos a temperatura ambiente, batidos ligeramente
120ml de double crème (nata espesa) o sour cream (nata agria)
Un pellizco de sal


Preparación:
  • En una bandeja para muffins, poner un moldecillo de papel en cada agujero. Poner una galleta entera en cada moldecillo.
  • Con una batidora de varillas o un robot de cocina, batir el queso a velocidad media hasta que esté cremoso. 
  • Añadir el azúcar gradualmente y seguir mezclando hasta que se haya incorporado bien. Añadir el extracto de vainilla. 
  • Verter los huevos en varias tandas, mezclando bien, rascando los bordes del bol con una espátula.
  • Sin dejar de batir, añadir la nata y el pellizco de sal. 
  • A mano, añadir las galletas troceadas y mezclar con una espátula hasta que la mezcla sea homogénea.
  • Verter la masa en los modecillos, llenando cada uno de ellos casi por completo.
  • Hornear en un horno precalentado a 150°C durante unos 30 minutos, hasta que la masa haya cuajado. 
  • Dejar enfriar las cupcakes por completo (sin sacar del molde) sobre una rejilla.
  • Dejar reposar el molde en la nevera al menos 4 horas (o de un día para otro). 
  • Sacar del molde justo antes de servir.


Comentarios:

En la receta original se indica hornear las cupcakes a 135°C durante 22 minutos. Yo seguí las instrucciones y, pasados los 22 minutos, las cupcakes seguían sin cocer. Llegué a los 30 minutos y seguían sin estar listas. Así que aumenté la temperatura, con lo que las cupcakes subieron demasiado y luego bajaron al sacarlas del horno. Yo creo que horneadas a 150°C quedarían bien. Además, tampoco leí las instrucciones de no desenmoldar las cupcakes, supongo que eso tampoco ayudaría. Qué desastre!

Y como ya hace tiempo que no os pongo ninguna foto de mis otras aficiones, aquí os dejo unas fotos de la salida a la montaña del fin de semana pasado a la famosa montaña de Säntis: 1700m de la ruta más difícil que he hecho en la montaña (partes de trepar entre piedras sueltas, bajar cogidos a cables, andar por la cima con precipicios a ambos lados...).

Por aquí subimos...

...y por aquí bajamos!

2 comentarios:

Ivana · My Little Things dijo...

los cupcakes tienen una pinta increible y tu subida y bajada por esa montaña, upps!
besitos

vincent dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.